Dépor – Leganés, J5

Jornada 5 de la Liga Santander 2016-2017. Jueves 22 de septiembre.

R.C. Deportivo 1 – 2 C.D. Leganés (Borges, 30; Luciano, 54; Gabriel, 61)

El clamor popular hizo efecto y al final Gaizka puso a Çolak y lo colocó donde corresponde, de mediapunta. Echó al chico Marlos a la izquierda y con eso hizo daño al Leganés, que sufrió en la primera parte, sobre todo en los minutos posteriores al gol de Borges. Sin embargo, ciertos síntomas reconocibles hicieron ver a un Deportivo desorientado durante varias fases del primer periodo: ansiedad, urgencia por poner en práctica un método del que aún no sabemos gran cosa, descontrol. Gaizka intenta ajustar las piezas pero cuenta con un grupo enrarecido mentalmente, falto de carácter, que en su tercer partido como local del campeonato acabó por perder los papeles delante de la adversidad. La ausencia de Lucas, ya de por sí enorme, se ve hinchada por las lesiones de Sidnei y Joselu, que tocan hueso en el esquema blanquiazul y que pueden suponer un problema demasiado grande en este inicio de temporada. Y es que simplemente no funciona: sin Sidnei, la presencia de Arribas hace peor a Albentosa, a toda la línea defensiva. No hay nadie que llegue, nadie que regule, no hay inspiración. No la hay ni atrás ni arriba, donde Andone parece desquiciado. El rumano tuvo una tras la reanudación para poner el 2-0 pero se encontró con el palo. A partir de ahí su locura no hizo más que crecer, al igual que la de todo el equipo, que se empantanó de lo lindo haciendo gala de actitudes simplemente bochornosas. No queremos ver a nadie tirándose, quejándose, llorándole gilipolleces al árbitro. Se acepta jugar mal pero sin teatro basurilla. Cuando vino Gaizka a algunos se nos dio por pensar que habría una seriedad de cojones ahí, pero hasta ahora caminamos temblando. El Leganés, obviamente, se aprovechó. Tocó menos el balón que el Deportivo pero cuando lo hacía parecía tener las cosas bastante más claras que su rival. Llegó poco pero aun así la trágica verdad de la retaguardia deportivista le abrió las puertas de la victoria. Acabaron el partido tranquilos delante de una escuadra sin cabeza, nerviosa y sin ideas que corría como puesta de speed pero sin sentido alguno. Dentro de esta revuelta en el frenopático vimos los primeros minutos de Ryan Babel como herculino y nos pareció que hasta daba algo de luz cuando la tocaba. Había algo elegante en su toque y también en sus decisiones que contrastaba con la tónica de un equipo en el que la única nota positiva fue Emre Çolak. El turco cumplió, se mató a currar y lanzó algunos cuchillos (él empieza la jugada del gol) pero salta a la vista que necesita asentarse y cobrar importancia en el equipo. Tiempo. Gaizka lo tiene, pero la gente empieza a rosmar. Hay algo turbio en el aire que no se va. Es como si llevásemos conviviendo con ello vidas enteras. Es la incerteza.

İspanya LaLiga’nın 5. hafta maçında Deportivo La Coruna evinde Leganes’e 2-1 kaybetti

Anuncios

Atropella a alguien.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s