Pánico

¿Y tú? ¿Qué tipo de club quieres ser? ¿Hacia dónde quieres avanzar? ¿En qué quieres convertirte?

¿Y tú? ¿Bojan, Jonas o Mitroglou? ¿Zuculini? ¿La cuarta, la quinta o la sexta opción?

¿Y tú? ¿Entregarle el equipo a Jorge Mendes? No, no, eso por ahora no.

 

No es cuestión de nostalgia, de verdad que no. De verdad que quiero que las cosas cambien, que es bueno que hayan cambiado, para ir decidiendo poco a poco qué tipo de club queremos (¡podemos!) ser. Pero también creo que este equilibrismo, este continuo tirar por el camino del medio, este centrorreformismo eterno no es bueno para nadie.

 

Mientras tanto, las palabras de meses, espesas y grandilocuentes, resonarán en el vacío del recuerdo. Y no hay nada que nos dé más miedo que el vacío, porque es de dónde venimos.

el vacío

El fin de los 100 días

Ya va un mes y yo aún no sé qué modelo de club quieres, no sé en qué quieres convertir a mi equipo, no sé. Igual soy yo, que no me entero de las cosas, pero según tú, ibas a hacer esfuerzos para que me enterara mejor.

Aún no sé y me preocupa. Me preocupa más que antes y creo que no lo estás teniendo en cuenta.

Y para que veas que esto no es lo que tú decías que era, que no es un negocio más, voy dando por finalizados los cien días de cortesía. Queremos acción, necesitamos hechos. Concreción. Llamas. Sangre. Dialéctica materialista. Mourinhismo. Valors, humildat, seny, pit i collons. Una demanda de Hacienda. Un juicio contra el Vecindario. Un embargo. La casa de Lendoiro es un puticlú. Enrique Cerezo, queremos tu pescuezo. #PresaVeteYa. Un andamio en A Madroa. Ultranacionalismo ucranio. Barricadas en las calles. Venta ambulante. Copazos en el ambigú. Un bote de gases lacrimógenos rodando Manuel Murguía abajo, haciendo la rotonda en las Esclavas y subiendo de nuevo, sin pararse en los semáforos.

Queremos algo. Y lo queremos ya.

scale (12)