Pánico

¿Y tú? ¿Qué tipo de club quieres ser? ¿Hacia dónde quieres avanzar? ¿En qué quieres convertirte?

¿Y tú? ¿Bojan, Jonas o Mitroglou? ¿Zuculini? ¿La cuarta, la quinta o la sexta opción?

¿Y tú? ¿Entregarle el equipo a Jorge Mendes? No, no, eso por ahora no.

 

No es cuestión de nostalgia, de verdad que no. De verdad que quiero que las cosas cambien, que es bueno que hayan cambiado, para ir decidiendo poco a poco qué tipo de club queremos (¡podemos!) ser. Pero también creo que este equilibrismo, este continuo tirar por el camino del medio, este centrorreformismo eterno no es bueno para nadie.

 

Mientras tanto, las palabras de meses, espesas y grandilocuentes, resonarán en el vacío del recuerdo. Y no hay nada que nos dé más miedo que el vacío, porque es de dónde venimos.

el vacío

Larga vida al Estado Islámico de Coruña (الدولة الإسلامية في لاكورونيا)

Algo se mueve en el noroeste, empezaron diciendo. Parece peligroso, se escuchaba. Nadie parecía creerlo.

Una nueva figura emergió. Se hizo llamar Califa y todos le veneraron sin saber muy bien de qué iba la cosa. Estaban armados. Mucho. Eran, en efecto, peligrosos.

Les gustaba cortar cabezas a aquellos que no se adherían a su interpretación laxa de la doctrina islámica. También eran frecuentes las crucifixiones y las ejecuciones públicas. Las armas de fuego solo eran para amedrentar, pues disfrutaban ejerciendo la violencia con sus manos y sus pies.

Cuando, años después, contaron su historia, nadie pudo negar que todo empezó cuando llegó aquel Califa.

Untitled-1

Miembros de la brigada de infantería ligera del IS Deportivo. Al frente, su líder, el Califa Haris.

Untitled-2

Un miembro de la guerrilla enseña al pueblo la nueva bandera desde la Torre de Maratón.

Untitled-3

Fosa común con los cadáveres acumulados tras las diez primeras jornadas. No se ha logrado identificar la mayoría de los cuerpos debido al salvajismo con el que fueron desfigurados.

 

 باقية وتتمدد, Bāqiyah wa-Tatamaddad. Resistir y expandirse.

El fin de los 100 días

Ya va un mes y yo aún no sé qué modelo de club quieres, no sé en qué quieres convertir a mi equipo, no sé. Igual soy yo, que no me entero de las cosas, pero según tú, ibas a hacer esfuerzos para que me enterara mejor.

Aún no sé y me preocupa. Me preocupa más que antes y creo que no lo estás teniendo en cuenta.

Y para que veas que esto no es lo que tú decías que era, que no es un negocio más, voy dando por finalizados los cien días de cortesía. Queremos acción, necesitamos hechos. Concreción. Llamas. Sangre. Dialéctica materialista. Mourinhismo. Valors, humildat, seny, pit i collons. Una demanda de Hacienda. Un juicio contra el Vecindario. Un embargo. La casa de Lendoiro es un puticlú. Enrique Cerezo, queremos tu pescuezo. #PresaVeteYa. Un andamio en A Madroa. Ultranacionalismo ucranio. Barricadas en las calles. Venta ambulante. Copazos en el ambigú. Un bote de gases lacrimógenos rodando Manuel Murguía abajo, haciendo la rotonda en las Esclavas y subiendo de nuevo, sin pararse en los semáforos.

Queremos algo. Y lo queremos ya.

scale (12)