Eibar – Dépor, J35

Jornada 35 de la Liga BBVA 2015-2016. Sábado 23 de abril.

S.D. Eibar 1 – 1 R.C. Deportivo (Adrián González, 7; Fede Cartabia, 71).

Óxido en los tacos. El césped del área pequeña está calvo. La convocatoria. Nueva foto de Jona en instagram. Hay uno en preferencia inferior que lleva mareando un pañuelo blanco desde la jornada 20. La Voz malmetiendo.  Fede todavía no es el segundo mejor del equipo. Ser de los que ganan, tal. Poisa ya ha puesto el modo Football Manager. Luisinho preséntese inmediatamente en mi despacho. ¿Pero qué convocatoria es esa? Manuel, lo que digan los demás no importa, lo que importa es lo que tú sientas. Arriba esos ánimos, Manuel. Récord de empates, por fin. No remontamos un resultado desde 2013 contra el Mallorca. Tino quiere renovar a Lopo. Tino quiere renovar a Cani. Víctor a su entorno cercano (sus hijos): “Lopo out”. Fernando Navarro a Víctor: “Míster, todavía tienes cartel, retírate a tiempo o te cuelgan del Obelisco”. Tino a Víctor: “Míster, eres un puto crack”. Alexandre Centeno: “Víctor se queda solo”. Tino a Víctor: “Míster, estás solo”. Víctor a Tino: “Lopo out, eh”. Cochomono: “Tino out”. Asiáticos en Abegondo. Fede Cartabia va a ser padre. Apenas cuatro flecos para cerrar el regreso de Bruno Gama. Manu la paraba si no es por el pie de Oriol. Buena, Oriol. Los deportivistas se van a salvar enfadados. Lucas ya no puede rosmarle más a Fede pero no es por falta de ganas. Hay ese pacto entre ambos. Por el bien del club. La próxima jornada ya certificamos la salvación. Ojalá con un empate. Se cae un trozo del techo de Pabellón Superior. Un menor de edad tira desde el medio del campo en el descanso. Al banderín. No sabemos qué premio habrá perdido. ¿Lo mejor de este equipo? Los aficionados desplazados. Esta hinchada. Nunca. Casi nunca. Twitter: “Víctor out”. Matadero Bonnissel: “De eso nada, murmullistas”. Cónclave en el grupo de wasap. Delacuesta: “Detengamos las coñas un momento”. Erik: “Hay que mentir, abiertamente”.

Hay. Que. Mentir. Abiertamente.

Objetivo virtualmente cumplido. Manu Fdez portería a cero contra el Celta. El Celta no le ha metido gol a Manu Fdez. Lucas es buenísimo. @jbenavidesdv: “¿Hay siete centrales en la Liga mejores que Sidnei Rechel?” Comida en Raxería As Neves para reconciliar a la plantilla con el cuerpo técnico. Unos mochos en el Sham después. De reenganche contra el Getafe. Certificamos permanencia. Cuatro Caminos abarrotado. Víctor quédate. La Voz de Galicia quiebra y dejan de explotar a los alumnos de Comunicación Audiovisual. Termina la temporada. El próximo año todos con multitacos.

jpg

Anuncios

Dépor – Barça, J34

Jornada 34 de la Liga BBVA 2015-2016. Miércoles 20 de abril.

R.C. Deportivo 0 – 8 F.C. Barcelona (Luis Suárez, 11, 24, 53, 64; Rakitic, 46; Messi, 73; Bartra, 79; Neymar, 81).

Cando Luisinho pediu un pingado no Delicias, xa sabia que esa noite non seria titular.

– ¿Qué, Luisi, qué te parece lo del Axel?

– Non gosto disse rapaz.

Todos no barrio sabian ben que con el se podia falar de AC-DC, pois adoitaba facer os mandados nesas mañás que tiña libres con un chándal vello do Sporting e unha camiseta do grupo australiano. Camiñaba a modo pola Falperra, baixaba as escaleiras e a miúdo deixábase ver pola cafetaria. A xente que tamén paraba por ali dicia que semellaba un tipo tranquilo.

– Que dis, oh. Si es un fenómeno. Mira, te enseño.

E o coruñés que o atendia detrás da barra deixou de prestarlle atención ao café que estaba a se facer na máquina e sacou o móbil para ensinarlle uns vídeos no youtube. Luisinho finxiu interese, pero pensaba no Leganés.

Sábese mais fóra que dentro do clube e leva xa tempo pensando moito no lugar no que lle gustaria seguir a súa carreira. En certo modo botaba a faltar unha gran cidade preto da que vivir, tal e como lle ocorrera nos seus primeiros anos. Leganés parecía unha boa opción, preguntáralle a Insua e ia vendo os partidos que podia confiando no ascenso. Alcorcón ou Getafe, por que non. Rayo e Espanyol, en cambio, interesábanlle tanto comos os vídeos que lle estaba a ensinar o camareiro.

– Un fenómeno, hombre, que te lo digo yo.

Realmente, estaba un pouco farto do Axl. Indo cara a mesa onde sentou, fixo un aceno como de coller o Marca, pero arrepentiuse á metade do camiño. Luisinho xa non lia a prensa porque cada dia lle gustaban menos os adxectivos. Dalgún modo, comprendia a Luis Enrique. Sentou e adicouse a mirar o tráfico pola xanela do local.

******

Montado no bus que chegaba ao estadio, viu ao presi na porta do Playa. Fumaba un habano dun palmo de lonxitude e parecéuselle mais que nunca ao empresario que saía na portada da versión ilustrada do Capital que tiñan os seus avós na casa. Algún dia, pensou, arréolle. Tino ergueu a vista e as súas miradas se cruzaron. Luisinho saudou timidamente. No fondo, aquel lambón caíalle ben.

******

No descanso, 0-2 no marcador. Lembranzas dos últimos partidos que xogaran frente ao Barça nas cabezas dalgún dos xogadores. A charla adicada a esas lembranzas. Pero non. El sabia o que ia pasar de seguido desde que viu o empurrón de Suárez a Sidnei. Sabíao desde que viu que non ia xogar o partido. Non, isto non o sabia, pero pensou que si ao final do partido. Mirou mal a Manu cando o viu e rosmoulle algo nun portugués fechado que nen el mesmo soubo de onde saía. Un par de minutos despois achegouse a el e fíxolle un lixeiro agarimo. O rapaz estaba totalmente esnaquizado. Por dentro, só pensaba na carraxe que ia sentir cando escoitara falar de vergoña, de humillación, de esforzo. Que sabian eles? Sentou nun banco do vestiario e decidiu que hai temporadas nas que sae todo mal. Vidas enteiras nas que sae todo mal. E que que saia todo mal era algo que só lle podia importar a alguén coma Víctor Sánchez ou ao Tino do puro que vira dende o bus. Eles non eran dos seus. Arribas. Arribas seguro que tamén estaba máis jodido hoxe que o dia do Granada.

Ao chegar a casa, o seu fillo maior xa estaba deitado, aínda que esperaba esperto a que voltara o seu pai. Sen saber por que, faloulle en castelán, nun castelán perfecto repetiu as palabras que lera nalgún momento e non podia lembrar onde:  “siempre con el equipo. Siempre, en cualquier circunstancia y sin ninguna condición, con los once (catorce) hijos de puta que ponen su cara en el césped”. Púxolle a manta por riba e mirouno pechar os ollos. Xa verás que ben van sair as cousas en Leganés.

lucas

Pánico

¿Y tú? ¿Qué tipo de club quieres ser? ¿Hacia dónde quieres avanzar? ¿En qué quieres convertirte?

¿Y tú? ¿Bojan, Jonas o Mitroglou? ¿Zuculini? ¿La cuarta, la quinta o la sexta opción?

¿Y tú? ¿Entregarle el equipo a Jorge Mendes? No, no, eso por ahora no.

 

No es cuestión de nostalgia, de verdad que no. De verdad que quiero que las cosas cambien, que es bueno que hayan cambiado, para ir decidiendo poco a poco qué tipo de club queremos (¡podemos!) ser. Pero también creo que este equilibrismo, este continuo tirar por el camino del medio, este centrorreformismo eterno no es bueno para nadie.

 

Mientras tanto, las palabras de meses, espesas y grandilocuentes, resonarán en el vacío del recuerdo. Y no hay nada que nos dé más miedo que el vacío, porque es de dónde venimos.

el vacío

El fin de los 100 días

Ya va un mes y yo aún no sé qué modelo de club quieres, no sé en qué quieres convertir a mi equipo, no sé. Igual soy yo, que no me entero de las cosas, pero según tú, ibas a hacer esfuerzos para que me enterara mejor.

Aún no sé y me preocupa. Me preocupa más que antes y creo que no lo estás teniendo en cuenta.

Y para que veas que esto no es lo que tú decías que era, que no es un negocio más, voy dando por finalizados los cien días de cortesía. Queremos acción, necesitamos hechos. Concreción. Llamas. Sangre. Dialéctica materialista. Mourinhismo. Valors, humildat, seny, pit i collons. Una demanda de Hacienda. Un juicio contra el Vecindario. Un embargo. La casa de Lendoiro es un puticlú. Enrique Cerezo, queremos tu pescuezo. #PresaVeteYa. Un andamio en A Madroa. Ultranacionalismo ucranio. Barricadas en las calles. Venta ambulante. Copazos en el ambigú. Un bote de gases lacrimógenos rodando Manuel Murguía abajo, haciendo la rotonda en las Esclavas y subiendo de nuevo, sin pararse en los semáforos.

Queremos algo. Y lo queremos ya.

scale (12)

Dépor – Sabadell, J24

Jornada 24 de la Liga Adelante 2013-2014. Sábado 1 de febrero.

R.C. Deportivo 2 – 1 CE Sabadell (Salomao, 54; Toché, 83; Sotan, 85).

La noche. El palco. La lluvia. Rabello. Salomao. Toché. Sissoko. Bergantiños. Aníbal. El lateral izquierdo de melenas. Sotan el “koreano”. Juan Domínguez. La velocidad. Los pómulos de Rabello. Los pómulos de Salomao goteando. El césped. El impasse una hora después del partido. La calle vacía. La pancarta. Los silbidos. Seoane. Sissoko cuando Sissoko. Collantes. Pequeños folladores. Han venido las ratas! Bonito partido. Entre los pavitos nuevos y la tormenta vieja. Uxio. Iba a decir Luisinho. Luisinho fuera de foco. Aníbal y Toni Lao protagonizando una película completamente al margen de esto que escribimos. Nos lo pasamos muy bien con la mezcla, es la verdad. Rabello fue lo que esperábamos, Salomao más. La pleamar los llevó directamente al centro de la pista, y allí sus pómulos alucinógenos hablaron la lengua del latido. En el palco, caras desconocidas hacían una masa negra uniforme. Qué guay. Primer partido de Tino Fernández en esa zona de la grada. Granizo. Importantes tres puntos antes de Murcia y Sporting. Bien hecho, los nuevos un acierto y los viejos a lo suyo. Estamos jugando con Seo titular a pierna cambiada. Seoane! y no supone hacer aguas. No se nota o apenas se nota. Muy importante. Con Manuel Pablo era parecido. Flojos contra diez? Flojos con diez? Tiramos de banquillo. Estamos hasta para perdonar chiquilladas. Labor IMPRESIONANTE de un técnico.

2014020200401697880