Alavés – Dépor, J38

Jornada 37 de la Liga Adelante 2013-2014. Sábado 11 de mayo.

Deportivo Alavés 1 – 1 R.C. Deportivo (Borja Viguera, 52; Borja Bastón, 89)

Mendizorrotza. Buf. Un gol de Capdevila. Sufrimiento. Mendizorrotza otra vez, como etapa necesaria para un ascenso al alcance de la mano. Que levante la mano el que no huela el dolor en esta situación, el que no piense en lo que habría que sudar para sacar ese punto. El punto de Mendizorrotza, una leyenda que Fernando Vázquez vio en su bola de cristal y transmitió a la plantilla. Conseguid el punto. Partido a partido. Final a final.

Se planteó un partido cerrado, de esos que aquí nos recuerdan a lotinismo crepuscular. El Alavés se jugaba la vida y nosotros teníamos que jugar con sus nervios. Recordad que nos sirve el punto, seguía Fernando. De un lado, Zlatan Viguera bajaba y repartía y lideraba y lo hacía todo ante el agarrotamiento general de sus compañeros. Del otro, Sissoko bailaba libre y alegre mientras Rabello se quedaba siempre en un al menos lo he intentado. El partido amenazó decidirse en una descoordinación de Lux y Lopo, etapa difícil de la temporada la que está pasando el argentino, que el diez babazorro no perdonó. Derrota en Mendizorrotza, si es que estaba claro.

Pero no, Vázquez lo había visto en su bola. Entraron Toché y Borja Bastón recién llegados desde enero y uno protestó en el bar. Y este quién es, joder. Mete al Rudy, neno. Decía. Amagó el murciano, pero lo anuló (mal) el árbitro, aún sorprendido por el pase goloso de Bergantiños. Pero el gol llegó en un centro tonto de Seoane (enfrentamiento curioso el suyo contra Raúl, podrían fusionarse y seguir siendo el mismo jugador) que nuestro Borjita mandó a guardar en una muestra más de que sigue siendo el mejor delantero de la plantilla. El punto de Vázquez en Mendizorroza. Otro más para la buchaca de Castrofeito, que al paso que va lo mismo asciende solo y deja al club en Segunda. Qué larga es esta jodida liga.

scale (3)

Dépor – Sabadell, J24

Jornada 24 de la Liga Adelante 2013-2014. Sábado 1 de febrero.

R.C. Deportivo 2 – 1 CE Sabadell (Salomao, 54; Toché, 83; Sotan, 85).

La noche. El palco. La lluvia. Rabello. Salomao. Toché. Sissoko. Bergantiños. Aníbal. El lateral izquierdo de melenas. Sotan el “koreano”. Juan Domínguez. La velocidad. Los pómulos de Rabello. Los pómulos de Salomao goteando. El césped. El impasse una hora después del partido. La calle vacía. La pancarta. Los silbidos. Seoane. Sissoko cuando Sissoko. Collantes. Pequeños folladores. Han venido las ratas! Bonito partido. Entre los pavitos nuevos y la tormenta vieja. Uxio. Iba a decir Luisinho. Luisinho fuera de foco. Aníbal y Toni Lao protagonizando una película completamente al margen de esto que escribimos. Nos lo pasamos muy bien con la mezcla, es la verdad. Rabello fue lo que esperábamos, Salomao más. La pleamar los llevó directamente al centro de la pista, y allí sus pómulos alucinógenos hablaron la lengua del latido. En el palco, caras desconocidas hacían una masa negra uniforme. Qué guay. Primer partido de Tino Fernández en esa zona de la grada. Granizo. Importantes tres puntos antes de Murcia y Sporting. Bien hecho, los nuevos un acierto y los viejos a lo suyo. Estamos jugando con Seo titular a pierna cambiada. Seoane! y no supone hacer aguas. No se nota o apenas se nota. Muy importante. Con Manuel Pablo era parecido. Flojos contra diez? Flojos con diez? Tiramos de banquillo. Estamos hasta para perdonar chiquilladas. Labor IMPRESIONANTE de un técnico.

2014020200401697880