Alcorcón-Dépor, J27

Jornada 27 de la Liga Adelante 2013-2014. Domingo 23 de febrero.

A.D. Alcorcón 1-2 R.C. Deportivo (Ángel Sánchez, 13; Juan Domínguez, 11, Lopo, 91)

Sonreía Fernando Vázquez en el banquillo. Sonreía bajo su gorra, la que le escondía del sol en la matinal del domingo, pensábamos nosotros mientras en casa le limpiábamos las pestañas al sábado; la que escondía pensamientos violentos, casi malvados en un profesor de instituto, resultó ser al final. Lanzaba el Tony Pulis de Castrofeito un guiño a lo reaccionario con dos especialistas en vendimia fuera de temporada en el doble pivote y JuanDo pululando por delante de ellos, exhibiendo caderas con cara de se mira pero no se toca. Al ver los nombres de la alineación, alguno auguraba un 433 como evolución lógica del vazquismo en 2014 (¡vazquismo socialdemócrata!) y se echaba las manos a la cabeza, prediciendo la llegada de un magnate malayo que nos cambiaría los colores de la camiseta y, oh, el fin del Dépor tal y como lo conocemos.

Resultó que ni hubo 433 ni hubo tiempo para que, una vez más, se cumplieran los peores presagios imaginados por el sector de aficionados maltusiano. Se adelantó el Dépor en la jugada más aislada de la primera parte y puso el empate el Alcorcón poco después con el clásico hostiazo a la escuadra de lateral cojo (© @antonio grito). Todo bien. Se han confiado. Minuto 35 y ningún expulsado. Minuto 35 y el mejor es Fabricio. Lo tenemos donde lo queríamos. Eso decía la gorra, Sombrero Seleccionador camuflado, en la cabeza de Vázquez, convenciéndolo para que fichara por Slytherin.

Había trabajado don Fernando una venganza perfecta del 4-0. Había planeado hasta el último detalle y la señal era un simple canturreo. Un-día//cual-quiera//en-Te-xas//en-Te-xas, corearon gorra y Harry Potter al unísono. Lopo por Wilk, cinco atrás, que comience la matanza. Todas las jugadas terminan en falta, que nos cuelguen balones, que se atrevan a jugar a lo que quieren jugar, amenazaba Vázquez en el descanso en pársel, pues solo los iniciados podían conocer el plan. Y tuvo razón, pues apenas se registró un par de llegadas locales en la segunda parte, que fueron respondidos com balones cruzados de Lopo e Insua sobre el área alfarera. Lopo e Insua, generadores de juego casi en campo rival, pero sin concesiones al espectáculo. Toché tuvo una y la marró, pero no fue malo su partido. Salomão y Luisinho (después Núñez de delantero centro (¡!) y Rabello), en cambio, no fueron capaces de encontrar su sitio en los pocos espacios que concede Santo Domingo al juego abierto. Fútbol de pasillo, tropezones y percusión. Estaba en el plan.

Nadie puede recordar cómo consiguió el Dépor un córner en el minuto 90 porque los hechizos de desmemoria eran potentes y antiguos. Pero lo hizo. Lo botó Luisinho para que Núñez la tocara y Lopo, recién llegado desde 2008, la empujara en el segundo palo con toda la fuerza del pasado y del plan y de la venganza y la rabia. Algo nuevo se pudo ver en este Dépor que ganó en Alcorcón, algo que hacia dos meses que no veíamos. Claridad, fidelidad a una idea y un objetivo. Ser candidatos va más allá de estar arriba en la clasificación, ser candidato en la segunda división es aclimatarse a una variedad de escenarios inigualable, disfrazarse para colarse en todas las fiestas. Y en ello estamos, llegan los carnavales.

Murcia-Dépor, J25. La crisis.

Jornada 25 de la Liga Adelante 2013-2014. Domingo 9 de febrero.
Real Murcia 1-0 R.C. Deportivo (Dorca, 41).

Era una crisis de valores, que estábamos sufriendo todos y por culpa nuestra, ojo, porque habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades.

Estaba todo muy claro hasta que nos dimos cuenta de que no era una crisis de valores: nos habían robado siempre, y antes, cuando los buenos valores, incluso las monjas robaban bebés. Ya sólo les quedaban dos coartadas: que vivimos por encima de nuestras posibilidades y que la crisis la sufrimos todos. Que todos lo estamos pasando mal. ¿Está claro, no? Los niños vuelven a comer muchas patatas y a no quitarse el pijama para ir al colegio. Pero, ¿y ese pequeño inversor inmobiliario que ha tenido que vender su Porsche Cayenne? ¿Eh? ¿Y ese otro que ya no puede invitar a gamba roja a todo dios? Parece que la crisis al final era eso, que todos vivamos un poco peor, menos los que nunca vivirán peor.

Mira al Deportivo y al Murcia, por ejemplo. Uno ganaba títulos y tenía a Fran, a Bebeto y a Mauro Silva, y luego a Rivaldo, a Djalminha, a Valerón. Tenía hasta a Coloccini, y quizá no era consciente de tanta dicha. Y el otro quería hacer lo mismo, y no había manera. Pero al menos subía a Primera de vez en cuando, y tenía a Jensen y a Hurtado, y luego a Baiano. Y míralos hoy en Nueva Condomina, austeros, maldita sea esta crisis que todos sufrimos. Qué ruina. ¿Y tú cuánto debes? ¿Seguiremos vivos al final de temporada? ¿Qué hacemos con Hacienda? Dos rivales de siempre, enfrentados como dos enemigos íntimos que se juntan en un bar a comentar su decadencia, maldita crisis, pero que vuelven a luchar por la rubia de la barra, que ya no es tan atractiva, pero qué diablos, sigue valiendo tres puntos.

Y la batalla por la rubia fue como la de los viejos tiempos. Con lo que cada uno tiene ahora. Con esa impresión inicial de que a las chicas le siguen gustando los Salomaos, claro, de que en cualquier momento los gallegos invitarían a una ronda y se la llevarían fácil. ¿Pero alguien piensa que en la Segunda A actual se folla fácil? En este bar, las cervezas, o el ambiente áspero, o a saber qué, iguala las fuerzas todas las tardes. Y el Murcia de este año pasa hambre, pero viste de manera impecable, y cuando se echa colonia puede llegar a parecer guapo.

O puede que sea la maldita crisis, que sí la sufrimos todos, menos los grandes. Que ya nadie puede invitar a gamba roja, y Casto, Molinero y Toribio no sean menos que Fabricio, Laure y Bergantiños, que Eddy tenga prisa por dejar de comer patatas y que Toché esté cerca de vender el Porsche Cayenne. Y la rubia, que se podía haber ido con cualquiera, se fue con un Murcia que insiste tanto que termina por tener su encanto, como el partido, en el que Murcia y Deportivo recordaron los buenos tiempos, hablaron de sus achaques y se despidieron con esa tristeza de los que no saben si se volverán a ver algún día.

No era una crisis de valores, pero parece que sí la sufrimos todos, menos los que nunca sufren. ¿Y la culpa es nuestra? ¿Vivimos por encima de nuestras posibilidades? Cuentan que al final del partido, Kike García se acercó a Marchena y le preguntó, preocupado: “Carlos, ¿hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, tío?”. Y el central, con una sonrisa, abrazó al delantero y le contestó: “¿Acaso hay otra manera de vivir?”.

sadman*Esta crónica es fruto de la colaboración con Mondo Moyano.

Dépor – Sabadell, J24

Jornada 24 de la Liga Adelante 2013-2014. Sábado 1 de febrero.

R.C. Deportivo 2 – 1 CE Sabadell (Salomao, 54; Toché, 83; Sotan, 85).

La noche. El palco. La lluvia. Rabello. Salomao. Toché. Sissoko. Bergantiños. Aníbal. El lateral izquierdo de melenas. Sotan el “koreano”. Juan Domínguez. La velocidad. Los pómulos de Rabello. Los pómulos de Salomao goteando. El césped. El impasse una hora después del partido. La calle vacía. La pancarta. Los silbidos. Seoane. Sissoko cuando Sissoko. Collantes. Pequeños folladores. Han venido las ratas! Bonito partido. Entre los pavitos nuevos y la tormenta vieja. Uxio. Iba a decir Luisinho. Luisinho fuera de foco. Aníbal y Toni Lao protagonizando una película completamente al margen de esto que escribimos. Nos lo pasamos muy bien con la mezcla, es la verdad. Rabello fue lo que esperábamos, Salomao más. La pleamar los llevó directamente al centro de la pista, y allí sus pómulos alucinógenos hablaron la lengua del latido. En el palco, caras desconocidas hacían una masa negra uniforme. Qué guay. Primer partido de Tino Fernández en esa zona de la grada. Granizo. Importantes tres puntos antes de Murcia y Sporting. Bien hecho, los nuevos un acierto y los viejos a lo suyo. Estamos jugando con Seo titular a pierna cambiada. Seoane! y no supone hacer aguas. No se nota o apenas se nota. Muy importante. Con Manuel Pablo era parecido. Flojos contra diez? Flojos con diez? Tiramos de banquillo. Estamos hasta para perdonar chiquilladas. Labor IMPRESIONANTE de un técnico.

2014020200401697880