Dépor – Alavés, 1/8 Copa

Octavos de final de la Copa 2016-2017 (Ida). Martes 3 de enero.

R.C. Deportivo 2 – 2 Deportivo Alavés (Santos, 3; Édgar(p), 45; Bruno Gama, 74; Joselu, 93)

Mientras Richard Barral busca muertos en transfermarkt para que revivan comiendo pulpo a orillas del Atlántico, la Copa. Luisinho y Arribas hablan antes de que empiece el partido. Se atisba un “é porca…” que no da para mucho pero los vemos juntos, revivir. Coruña es un lugar magnífico para revivir donde la locomotora emocional deportivista empuja con fuerza. Un paraíso. Arribas y Luisi se tocan, se miran a los ojos y lo que parecía imposible es ahora una imagen atronadora. Richard sigue buscando muertos libres catalogados por edad en internet. Alguien le susurra cosas al oído. En el minuto tres, Arribas falla porque sigue pensando en lo que le dijo Luisinho antes de empezar, una cosa sucia como solo Luisi sabe pronunciar. Es el primer gol del Alavés. El Alavés que a todos nos parecía un rival asequible cuando salió el sorteo, pero que a medida que transcurre la primera parte nos parece mejor equipo que el nuestro o al menos mejor equipo que ese que está jugando con Mosquera y sin Gil, Babel y Andone, ese que cuando presiona parece que va a algún sitio pero que cuando toca en corto da miedo y cuando juega en largo da grima. Bruno y Marlos, que vuelven a escena porque no quedan más cojones, firman un primer tiempo de pena. Çolak no encuentra colegas sino patos mareados. En el interior de Riazor, Richard sigue buscando futbolistas arrastraos y se da cuenta de la belleza que entraña su trabajo. Dejagah, Gusev, Boerrigter, Farfán, Nzogbia, Javito! Hace falta alguien loquísimo, cuanto antes. Se le ocurre Diego Capel, y ante la duda de si este muerto estuvo vivo alguna vez, llama a Ernesto Bello pero al otro lado de la línea no es la voz del secretario técnico la que sale sino una como de mono buceando. “Te-eengo que haa-se-eer un mandaa-aooo…” dice la voz, y Richard se lo toma como una señal, como cuando llamó para preguntar por Babel y lo primero que oyó fue una cumbia. Llama a Bélgica mientras, en el césped, Mosquera comete penal. Es el 0-2 y justo después el descanso, periodo que aprovecha la parroquia para sacar pancartas pidiendo los fichajes de Lazar Markovic, de Krasic, de Miroslav Stoch, de Arshavin (mejor jugador de la liga kazaja). De no llegar un muerto con carisma, el mes de enero se presenta cadavérico. Sin Fajr, sin Gil, sin el Babel que nos dio megaflow. Con Marlos, con Bruno, con Borja Valle. De Borjita algunas voces dicen que es apto, que es algo rápido, que por lo menos tiene cuerpo de futbolista y no de cantante de reguetón. La segunda parte no trae consigo ningún cambio en el guión hasta que saltan al campo Guilherme y Raúl, nuestro Raúl. Bruno Alexandre Vilela Gama, que no se había ido del famoso Theo en todo el partido, encuentra en el recién incorporado Raúl un aliado, lo supera y bate a Ortolá. Guilherme, como viene siendo habitual, se saca la chorra y dice aquí estoy yo. El partido es otra cosa, el Alavés se achica y el Dépor parece otro dentro de lo posible, sin detalles arriba pero con rabia. Pinchi, al que Gaizka da media hora para que se faje con los buenos, cabecea un balón dentro del área que acaba en penalti clamoroso sobre Juanfran, colosal Juanfran, genio salido de la nada que no deja de sorprendernos día tras día. Pero el árbitro no pita, por lo que el Deportivo sigue colgando cosas en el área vasca, ninguna demasiado comestible hasta que Bruno, ya en el descuento, bota una falta lateral que peina Arribas y remata a gol el delantero Joseluís, un Joselu que llevaba 90 minutos sin estar pero que aparece para meter al equipo en la eliminatoria y, al igual que Bruno, pillar aire con un gol-cocodrilo. “Qué cosas”, se dice Richard echando un ojo a los 20000 parroquianos que admiran el busto del atacante y otro a la mitad inferior de esa lista de muertos, muertos vivos futuros en la Ciudad de Cristal, que nos hace felices como niños. Muertos, no muertos, muertos perdidos y revividos en Coruña y en la Copa. Hay equipo.

j0selu

Anuncios

Gaizka

después de dos años comiendo mierda

el deportivismo tiene un patrón que salió aquella vez en la tele soltándole a sus marineros: si ellos van con los CODOS, nosotros vamos con los DIENTES, con la CABEZA, con la MANDÍBULA. Jugaba el Eibar en el Calderón y allí que fueron muchas mandíbulas vascas a intentar joderle la marrana al Atlético de igual a igual, de machete a machete. Estuvieron a punto de conseguirlo y con su intento algunos empezaron a saber de qué iba Gaizka Garitano.

Morder, ley paralela, violencia y justicia.

“solamente la violencia puede acabar con la brutalidad de los hombres”

De Peio Uralde a Jorge Oteiza, del escultor más hijoputa a Josu Muguruza, no hay duda. Los vascos son directos, van de cara. El atunero se balancea en medio de la tormenta y el patrón de Bermeo se caga en la boca de los atlánticos gallegos, que son difusos como la madre que los parió. Hay conflicto. El vasco se caga en Cristo bendito. Ley vieja. Que si no trabajan bien, que si van con segundas. Cuestión de fiabilidad. Siempre hay uno, sin embargo, que a los vascos les alucina. Un gallego-centella más listo que ellos al que, lejos de envidiar, admiran. Era el caso de Augusto César. Se sabe de miembros destacados de la izquierda abertzale que, de rule por Coruña, saltaron literalmente de furgonetas para ir a saludar a Lendoiro, que iba por la calle con Pepe Guillín. El presidente les dio unos pines del Deportivo y les dijo que mucho cariño al Athletic y a sus gentes, que hay que andar con cuidado, que cosas especiales ya van quedando menos, y que si te despistas te comen. Apreciación de Augusto en Vascongadas, qué gran concepto y qué puta paradoja. Con el presi eterno teníamos la impresión de que estábamos fuera de antena, de que éramos especiales. Garitano está muy jodidamente fuera de antena, y llega después de dos años comiendo mierda, dos años de polo pijo y nadería industrial española. MTV-antenatik at. Fuera de antena y Luisinho in, más dentro que el esófago. Ahí lo tenéis, por mongoles. ETA militar y la pipa encima de la mesa. Hay marmitako en la nevera. Hay mil miradas de bertsolaris galvanizadas en el ventanal. Si el bertsolari duda, se queda en el camino y da paso al murmullo. Gaizka nos trae semblante, tradición. Gaizka es el jesuita en el acantilado. Enfrente está el Cantábrico, que se retuerce mientras escupe espíritus de balleneros. Arpón, dinamita y soga. Dos o tres aizkolaris entrenando en Abegondo que, de tan pétreos y violentos, hacen desaparecer a Fernando Navarro. Imbéciles fuera de antena. Lastre apolítico fuera de antena. Equidistantes fuera de nuestro canal. Son sueños tochos como el Gran Bilbao, ilusiones. Soñamos porque está Gaizka. Por ahí viene, con las manos en los bolsillos, tan al estilo sestaotarra. Gaizka se toma el café en la barra para no enredar. Gaizka va a ful. A Gaizka se la suda que no haya vascos en la tripulación. Y es que son muchos años ya lidiando con el mestizaje, con negratas en los carteles de Herri Batasuna.

iba por Panaderas y me crucé con el Garitano

mimá, parecía un marine

La peña habla de un olor a milicia. Del miedo a un planeta vasco que persiste y se cuela en las conversaciones de los socios de Tribuna. Terminador X en la carretera que va de Carballo a Trintxerpe. Un punto más para Don Dino. Otro para Richard Barral, que a base de bajarse luckies por las terrazas de Oleiros se dio cuenta levemente de lo que queremos, esto es: alguien que no tenga problemas con Luisinho, alguien que hable su mismo idioma y comprenda su lucha interior. Las cosas claras. El portu jamao? Uno más. Se veía venir, pasó el verano y

Luisinho dentro, en tu puta cara 

por lo que de Barcelos a Laracha y de Cedeira a Santurtzi se gestará una fusión antiquísima. Los vascos admirarán callados la sabiduría popular de los gallegos y el portugués se cagará en dios esperando a que lleguen las bebidas. Piedra, humo, mala hostia, algo de maldad

maldad que escupa inteligencia

y un equipo que astille piernas, que reviente por poseso y no por posesión, que ante todo no triangule. Celta NO. Imbéciles con propuesta FUERA DE ANTENA. Dinos, querido Richard: estabas pensando en eso cuando te chuchaste el último piti? o es que yacemos los que aquí zumbamos puestos de psilocibina?

SD Eibar v Villarreal CF - La Liga