Gaizka

después de dos años comiendo mierda

el deportivismo tiene un patrón que salió aquella vez en la tele soltándole a sus marineros: si ellos van con los CODOS, nosotros vamos con los DIENTES, con la CABEZA, con la MANDÍBULA. Jugaba el Eibar en el Calderón y allí que fueron muchas mandíbulas vascas a intentar joderle la marrana al Atlético de igual a igual, de machete a machete. Estuvieron a punto de conseguirlo y con su intento algunos empezaron a saber de qué iba Gaizka Garitano.

Morder, ley paralela, violencia y justicia.

“solamente la violencia puede acabar con la brutalidad de los hombres”

De Peio Uralde a Jorge Oteiza, del escultor más hijoputa a Josu Muguruza, no hay duda. Los vascos son directos, van de cara. El atunero se balancea en medio de la tormenta y el patrón de Bermeo se caga en la boca de los atlánticos gallegos, que son difusos como la madre que los parió. Hay conflicto. El vasco se caga en Cristo bendito. Ley vieja. Que si no trabajan bien, que si van con segundas. Cuestión de fiabilidad. Siempre hay uno, sin embargo, que a los vascos les alucina. Un gallego-centella más listo que ellos al que, lejos de envidiar, admiran. Era el caso de Augusto César. Se sabe de miembros destacados de la izquierda abertzale que, de rule por Coruña, saltaron literalmente de furgonetas para ir a saludar a Lendoiro, que iba por la calle con Pepe Guillín. El presidente les dio unos pines del Deportivo y les dijo que mucho cariño al Athletic y a sus gentes, que hay que andar con cuidado, que cosas especiales ya van quedando menos, y que si te despistas te comen. Apreciación de Augusto en Vascongadas, qué gran concepto y qué puta paradoja. Con el presi eterno teníamos la impresión de que estábamos fuera de antena, de que éramos especiales. Garitano está muy jodidamente fuera de antena, y llega después de dos años comiendo mierda, dos años de polo pijo y nadería industrial española. MTV-antenatik at. Fuera de antena y Luisinho in, más dentro que el esófago. Ahí lo tenéis, por mongoles. ETA militar y la pipa encima de la mesa. Hay marmitako en la nevera. Hay mil miradas de bertsolaris galvanizadas en el ventanal. Si el bertsolari duda, se queda en el camino y da paso al murmullo. Gaizka nos trae semblante, tradición. Gaizka es el jesuita en el acantilado. Enfrente está el Cantábrico, que se retuerce mientras escupe espíritus de balleneros. Arpón, dinamita y soga. Dos o tres aizkolaris entrenando en Abegondo que, de tan pétreos y violentos, hacen desaparecer a Fernando Navarro. Imbéciles fuera de antena. Lastre apolítico fuera de antena. Equidistantes fuera de nuestro canal. Son sueños tochos como el Gran Bilbao, ilusiones. Soñamos porque está Gaizka. Por ahí viene, con las manos en los bolsillos, tan al estilo sestaotarra. Gaizka se toma el café en la barra para no enredar. Gaizka va a ful. A Gaizka se la suda que no haya vascos en la tripulación. Y es que son muchos años ya lidiando con el mestizaje, con negratas en los carteles de Herri Batasuna.

iba por Panaderas y me crucé con el Garitano

mimá, parecía un marine

La peña habla de un olor a milicia. Del miedo a un planeta vasco que persiste y se cuela en las conversaciones de los socios de Tribuna. Terminador X en la carretera que va de Carballo a Trintxerpe. Un punto más para Don Dino. Otro para Richard Barral, que a base de bajarse luckies por las terrazas de Oleiros se dio cuenta levemente de lo que queremos, esto es: alguien que no tenga problemas con Luisinho, alguien que hable su mismo idioma y comprenda su lucha interior. Las cosas claras. El portu jamao? Uno más. Se veía venir, pasó el verano y

Luisinho dentro, en tu puta cara 

por lo que de Barcelos a Laracha y de Cedeira a Santurtzi se gestará una fusión antiquísima. Los vascos admirarán callados la sabiduría popular de los gallegos y el portugués se cagará en dios esperando a que lleguen las bebidas. Piedra, humo, mala hostia, algo de maldad

maldad que escupa inteligencia

y un equipo que astille piernas, que reviente por poseso y no por posesión, que ante todo no triangule. Celta NO. Imbéciles con propuesta FUERA DE ANTENA. Dinos, querido Richard: estabas pensando en eso cuando te chuchaste el último piti? o es que yacemos los que aquí zumbamos puestos de psilocibina?

SD Eibar v Villarreal CF - La Liga

Anuncios

Betis – Dépor, J2

Jornada 2 de la Liga Santander 2016-17. Viernes 26 de agosto.

Real Betis 0 – 0 R.C. Deportivo

Sidnei es más importante que Lucas. Si se fuese Sidnei me entrarían temblores, tendría cague. Que Lucas se pire no me mete ningún miedo, lo único que siento es orgullo pues hacía tiempo que no vendíamos a un equipo tan grande, y por tanta pasta. Empujad mi columpio, hijos de puta. En el curso anterior Lucas metió una morea de goles, turró por el equipo a lo bestia, fue salvador. Sidnei se fracturó la polla en Cornellà y mientras se la reparaban casi nos vamos a Segunda. No sé, en relación a la temporada pasada me salen unas cuentas más confusas que cristo pero delante de la presente reafirmo: si me dan a elegir antes de esta semana me quedo con Sidnei. Al margen de asuntos semiestéticos (Sidnei a punto de fichar por el Valencia, equipo asqueroso, Lucas fichando por el Arsenal, con Wenger ahí hablándole de cosas preciosas) me decanto por el brasuca porque venimos de firmar bien en la parcela ofensiva y no tan bien o escasamente en una retaguardia donde el valor de Sidnei saca dos o tres cabezas al del resto de zagueros. Ahí, en los cimientos, es donde descansan la tranquilidad y los ascensos gloriosos (hola, Fernando Vázquez). Ahí es donde habitan empates como el de ayer en el Villamarín, en el que Sidnei fue el mejor jugador sobre el tapete.

a poco que lo haga bien, a Sidnei le sacas otros 20 kilos en una temporada

Buen movimiento, Don Dino. Vamos con el partido.

Con un calor africano y vestido con una cuarta equipación que debería estar prohibida, el Deportivo disputó su primer choque a domicilio de la competición repeliendo los balones aéreos colgados por Joaquín, estandarte de un Betis que sacó hasta 13 córners sobre el área de Lux, ayer capitán. Tan solvente fue el equipo en esta tarea como ineficaz a partir de tres cuartos, zona en la que Emre Çolak pidió a viva voz ser colocado en la mediapunta. La poca influencia del turco, jugador de más calidad técnica de los dispuestos ayer por Gaizka Garitano, se dejó notar, por lo que el peligro, si se le puede llamar así, llegó solo desde la banda de Bruno Gama. Estuvo bien el portugués, pero su daga reclama un auxilio que Fernando Navarro NO PUEDE dar. El resto de la producción ofensiva fueron balones largos que Florin Andone, rumano que huele a estatua en la Ronda de Nelle, luchó sin éxito pero con una insistencia encomiable. En el centro del campo la cosa nos llevó a un Guilherme aceptable con balón pero nefasto en labores de contención (esas marcas en los córners, como contra el Eibar) y a un Pedro Mosquera correcto, sin más. Con el paso de los minutos Garitano dio entrada a Borges primero y a Luisinho después, lo que implicó pasar a una defensa de cinco que deleitó al deportivismo más radical, apoyado por este blog. Defraudó, sin embargo, al no dar entrada a Bergantiños por Andone para pasar de un 5-4-1 a un 5-5-0. Hierros Servando no lo fue tanto y decidió mover delantero por delantero, dando entrada a Borja Valle. Cuando todos los caballos parecían deshidratados, un centro de Juanfran pasado de rosca encontró la cabeza del recién incorporado y casi fue gol. Empate bastante potable. Cuatro puntos al puto Vigo y

aprender a puntuar tras dos años comiendo mierda nos parece ok 

CqzyXupWEAABB4e