Sporting – Dépor, J23

Jornada 23 de la Liga BBVA 2015-2016. Sábado 6 de febrero.

Real Sporting de Gijón 1 – 1 R.C. Deportivo (Jony, 31; Luis Alberto, 40)

Partido untado en sertralina, fluoxetina, sertralina que engorda, sertralina vademecum, clonazepam. Partido de la centella hiperconcentrada, serotonina que llega, peta el núcleo y se esfuma. Minuto 40. Durante el resto de los minutos, más zolpidem, más doxilamina, sopor y quaalude, espacios y despejes, trotar cansino del empate número 319.

Partido de borrachos armenios riéndose de Cani. Partido de mierda. De estudiantes camboyanos con papeles arrugados en las manos dando palos a Mosquera. Partido con unos minutos de posesión estúpida que nos hicieron creer que estábamos bien. Partido de no ver. Conclusiones que no conocemos. Partituras que leemos, fieles, cayendo en un sueño tranquilo. Nosotros, que somos de leerte hasta piedras, tuvimos dificultades. Se nos fueron los ojos a selvas humeantes, negratas hipnotizados, a los nuestros en una esquina haciendo piña, esperando.

Partido de jugadores en bucle cenizo, mierda histórica. El Sporting igual, MIERDA HISTÓRICA. Sus jugadores encima de cenizos son feos y tienen joroba. Menos mal. Los del Celta también, Orellana también.

Ramelteon, metacualona, hidrato de cloral. Luis Alberto y Lucas pasando de contraindicaciones, emborrachándose en la luna, gastándose toda la pasta.

sporting-gijon-deportivo-la-coruna