Granada – Dépor, J11

Jornada 11 de la Liga Santander 2016-2017. Sábado 5 de noviembre.

Granada C.F. 1 – 1 R.C. Deportivo (Andone, 63; Tyton (pp), 80)

Tenéis ansiedad? Estáis dominados por la ansiedad de no ganar? Dudáis entre reir o llorar cuando veis cómo se maneja el chico Marlos? Hace tiempo que estáis tristes? Decepcionados con Gaizka? QUÉ ESPERÁIS DEL FÚTB0L? Creéis que Andone metió su primer gol fallándolo o fue muy bueno el pase que le metió Çolak? Las dos cosas? Sois aburridos? Sois tribuneros? Es el equipo una mierda? Fue el de Granada un partido espantoso o uno de esos que se gana 98 veces de cada 100?

Estamos en un momento difícil, camaradas. Se cuestiona nuestra unión. Vamos a Granada ilusionados a jugar contra el colista y nos volvemos con un punto. Un punto funesto? O un buen punto de un equipo funesto? Sabemos ser funestos? Hubo un partido obviamente funesto en lo que se refiere a ocasiones, eso es así, duró hasta que llegó el último tramo, pero: es esto razón suficiente para llevarse las manos a la cabeza? Os lo pregunta alguien que se las llevó y que solo recapacitó seriamente sobre la situación del equipo a toro pasado. En efecto, perdí la calma y juré, me reí de nuestros jugadores, me dejé llevar por lo fácil del exabrupto y la inconsciencia. Fui un militante meando sobre sus funciones. Lo llevo siendo un tiempo, la verdad, y no me contenta. Vi el partido bastante abatido, intentando encontrarle la gracia sin conseguirlo hasta que Andone chozó ese gag. Entonces todo el mundo se descojonó. Sabemos ser cadavéricos? El Granada se estiró. El Granada es un equipo malísimo que va a descender con total seguridad. Sabemos no ser como el Granada? Eso parecía. Babel se encargó de sentenciar a los nazaríes tras un córner pero un árbitro anuló el asunto. Después, la depresión. Se ve que hay que estar deprimido pero con elegancia y saber asumir la posición. La voluntad es exactamente esa: VER MÁS ALLÁ y, sobre todo, no creernos el Celta. Este equipo no juega bien y probablemente no jugará bien en lo que resta de temporada. No jugará bien como el Celta, que es lo que muchos piperos obviamente esperan, pero si lo hará como el Deportivo que es, ramplón y sin más. Lo hizo bien en Granada. Sí, yo me cagué en la puta pero reflexioné y acabo escribiendo aquí que el equipo lo hizo bien en Granada, que es un campo maldito.

Noticias desde el desierto:

                                                           Arribas no es peor que Albentosa y Borges estuvo bien.                                                 Luisinho defiende mejor que Fernando Navarro. 

Es un partido fácil! Es el colista! Pero no hay partidos fáciles para el Deportivo ni tampoco para el Celta, o por lo menos a priori… Acabé pensando, gracias mayormente a Daniel de la Cuesta, que lo hicimos bien en Granada teniendo en cuenta lo que somos. Porque: QUÉ COJONES ESPERÁIS DEL FÚTBOL? Esperáis que un equipo como el nuestro se pasee en el campo del colista porque sí? En base a qué? Gracias Daniel por enseñarme fútbol y con fútbol vida. Perspectiva. Este equipo está plagado de pequeñas miserias, así que vamos a empezar a analizarlo desde ese punto

Partido bueno en líneas generales.

Somos el equipo menos goleado de la parte baja. Borges está en buena forma.

Sumar, sumar y sumar.

Sumar sensaciones es el argumento ganador, no busquéis más. Así lo soltó Daniel y así me lo creí. Me niego a ser parte del club de los quejumbrosos. Entre la queja y ser socio de Tribuna media un suspiro. Volverse loco, criticar, pasar de todo, hay que tener cojones: qué partido tan espantoso contra un rival que es una auténtica calamidad! Nunca más! Demonios murmullistas hablando por los codos dentro de mí, de ti, de todos. Martillazo en la boca:

Haciendo un partido normalito les metimos dos que contra otro portero de zona baja eran tres.

1478367228_514255_1478367283_portadilla_normal

Los porteros: Ochoa estuvo espléndido en la de Guilherme. Tyton se metió el gol en propia pero rindió, rinde. El polako hizo autocrítica después del partido. Pude hacer más en el gol… Dice mucho esta actitud cuando solo a un loco se le ocurriría decir que Tyton tuvo la culpa de que no sacásemos los tres puntos de ese estadio feo y maldito. Son cosas pequeñas pero enormemente positivas dentro de un vestuario que camina tocado desde la pasada campaña.

Luis César (entrenador del CD Lugo): en el fútbol ganas o aprendes…

Esperamos que Gaizka aprenda, reflexione, como Przemyslaw Tritón y como el Matadero, y ponga de una puta vez a Bergantiños, el jugador que más nos representa, nuestro auténtico capitán. Lo vamos a repetir por si las moscas: Luisinho dentro, Bergantiños dentro, no se negocia. Al margen de eso, el mejor partido fuera de casa de lo que llevamos de temporada. Con diferencia. Poca queja.

Villareal – Dépor, J37

Jornada 37 de la Liga BBVA 2015-2016. Domingo 8 de mayo.

Villareal 0 – 2 R.C. Deportivo (Fayçal Fajr, 32; Lucas Pérez, 56).

Despedida y cierre. La fiesta preparadísima, nos vamos a Segunda. Está la afición con una ilusión que no se la cree. Banderolas, hormigoneras, bocinazos. Luisinho se inventa un plan de tarde para no tener que ver el partido, va a ir a IKEA, va a ayudar a un colega con una mudanza, va a cortar el césped, va a mirar pisos en Madrid en Idealista hasta que sus ojos le estallen. Hacemos consigna en casa y mi padre y yo nos ponemos las bufandas.  No funciona rojadirecta y nos la suda. Mi padre se queda sopas y a mí me hierve el whatsapp. Vamos allá.

Le echo un ojo al once, me meto en internet para informarme porque no sé de que va esto, si descendemos por impagos, si desaparecemos por alineación indebida, si le vendemos la plaza al Alcorcón. Miro la alineación para ver cómo vamos a organizar el evento. Manu Fernández, cojonudo, un tío que nos impuso Tebas como hándicap, lo acabamos de renovar hasta el 2023 y va a llevar el brazalete de capitán. En las bandas Laure y Juanfran enfermos de ébola, confraternizados con Luisinho (que está ahora mismo clavando unos cuadros), van a jugar caminando y tienen reservado una quincena de agosto un pisito en Cangas. Sidnei y Arribas, ex-jugadores, primados hasta arriba por el Sporting de Gijón. Mosquera y Álex, rivalidad legendaria, odian al entrenador, quedaron con sus pandillas para pegarse luego, Mosquera dijo que la hija de Bergantiños estaba muy canija y si no tenía que haber empezado a hablar ya. Cartabia, los odia a todos, quiere que el Dépor descienda, ha envenenado las botellas de agua de la nevera del utillero, no soporta al Poroto. Más gente: Fayçal, no perdona lo del bus, les ha pinchado las ruedas antes de salir de Coruña, ya tiene pensado el gol que va a marcar en propia. Lleva una camiseta de homenaje debajo. Luis Alberto está has-ta-los-co-jo-nes del puto Lucas Pérez que le quiere copiar los tatuajes, que le llama a las tantas, que se pasa de gracioso cuando se lo presenta a amigos. Este también juega, la gran esperanza, Lucas de Monelos, contrato firmado a partir de la 2016-2017 con el Celta de Vigo que va a pagar 45 millones por él que van a ir íntegros al PAOK, al ISIS y al representante de Piscu. Arranca el partido en la tele y veo que Messi la clava bastante elegantemente. Todo sale bien.

Mi padre se despierta, engancha la radio. Las últimas noticias que nos llegan es que Víctor Sánchez del Amo lleva una gorra del Getafe y está borracho. Balbucea incoherencias. Parece feliz. Los jugadores se vuelven locos y empiezan a correr. Miradas de intranquilidad entre la afición deportivista. No les gusta que sus jugadores no den asco, que les quiten la razón. Luis Alberto se olvida de lo borde que fue Cani con su novia en la última cena y sacude con rabia un balonazo al palo. La gente se impacienta porque no huela a cadáver. Lucas, me cago en Dios, se equivoca de portería y casi marca un gol olímpico a favor. En el palco Tino se desespera y se clava otro trankimazin. Ahora que ya tenía comprado medio Balaídos. Vamos no me jodas. Las calculadoras. Me pongo a animar al Getafe para que le empate al Sporting, para que se cumpla la profecía. Quique Pina lleva ya cuarenta y cinco goles, esto no puede salir mal. Fayçal recibe una llamada de Juan Louro en la banda en un móvil de tarjeta prepago de PepePhone, se vuelve loco y enchufa un chicharro más loco aún. Enmudecemos, claro. Se levanta la camiseta y pone VIVA CRISTO REY HIJOSDEPUTA. Los aficionados deportivistas empiezan a abandonar el Madrigal, qué puta decepción de encuentro. Barritos se entera del gol de la Real y se pone a temblar. Qué tarde nos están dando. Descanso.

Vamos ganando por uno. Calma. Baja Tino al vestuario. Baja Manu Sotelo. Baja Lendoiro. Baja Sambade. Skype con Valerón desde Las Palmas. ¿Se puede saber qué coño os pasa? Whatsapps de Agapito. Whatsapps de Gabi. Whatsapps de Sergio. Whatsapps de Helder Postiga. Whatsapps de Nelson Oliveira. Whatsapps de Javito. Qué mierda estais haciendo. Llega un telegrama de Fernandez Borbalán con condolencias. Sigue llegando gente al vestuario. Está Arsenio, está Fran. Está Luis Suarez. Está Antón Varela. Está el speaker nuevo y el viejo, y el pavo de la tienda Ekipos y Suso el de la radio. La tensión es palpable. No os mereceis sudar esta camiseta. Fayçal y Cartabia llegan a las manos, se revientan los pómulos, se besan con sangre.

Avisan de que arranca la segunda parte. Mi padre se ha vuelto a quedar dormido. Sintonizo ArenaVision y me cabreo a ver a los 11 jugadores del Dépor de pie. Abro Matadero, escribo un título motivacional para convencerme: voltaremos por cojones. Pienso en el fanzine que voy a dejar lleno de esperanza en la Nave 1839, pienso en el fanzine que dejé ayer, pienso si ayer al final dejé alguno. Pienso en qué coño hice ayer. De repente Lucas la agarra y echa a correr. Se cree que aún juega en el PAOK, se olvida de Jonás mangándole el iPod, se olvida de Juando llamándole subnormal, se olvida del contrato millonario del EuroCelta, se olvida de los Blues escupiéndole la camiseta, se olvida de que es del Barça, de que odia a Víctor, a Tino, al Dépor, que lo unico que quiere es que arda Riazor, eliminarnos en Copa, que le partan la pierna, que liquidemos, que fundan la plata de nuestros títulos para regalar cuberterías en La Voz de Galicia y sobrepasado por tanta excitación marca su gol diecisiete y mira al cielo pidiendo perdón. No besa el escudo, lo muerde. Llora de pena. ¿En qué nos hemos convertido? El banquillo enmudece. La desolación no se puede explicar con palabras.

Entra Jonás para dejarnos con diez. Lucas está mudo, perdido, desconsolado. Valerón sufre un desmayo en Gran Canaria. Esto no mejora, sacamos a Luis Alberto antes de que haga detonar la bomba instalada bajo la portería de Manu Fdez. Cuarto gol del Granada, solo faltamos nosotros. Lucas, perplejo, abandona el campo. Victor le da un gancho de derechas al salir y lo tienen que agarrar. Lucas con la boca sangrando solo sabe decir “lo siento”. Lucas in the sky with diamonds, Lucas quédate sin respiración. Sale Oriol, es infalible, no puede salir mal. Que están ganando coño. Acaba el partido, estamos en Primera un puto año más. Suicidio colectivo. Para esto tanta ilusión, joder. Canta Aspas, canta. Ahora sí, que nos lo merecemos.

Bergan