Dépor – Alavés, 1/8 Copa

Octavos de final de la Copa 2016-2017 (Ida). Martes 3 de enero.

R.C. Deportivo 2 – 2 Deportivo Alavés (Santos, 3; Édgar(p), 45; Bruno Gama, 74; Joselu, 93)

Mientras Richard Barral busca muertos en transfermarkt para que revivan comiendo pulpo a orillas del Atlántico, la Copa. Luisinho y Arribas hablan antes de que empiece el partido. Se atisba un “é porca…” que no da para mucho pero los vemos juntos, revivir. Coruña es un lugar magnífico para revivir donde la locomotora emocional deportivista empuja con fuerza. Un paraíso. Arribas y Luisi se tocan, se miran a los ojos y lo que parecía imposible es ahora una imagen atronadora. Richard sigue buscando muertos libres catalogados por edad en internet. Alguien le susurra cosas al oído. En el minuto tres, Arribas falla porque sigue pensando en lo que le dijo Luisinho antes de empezar, una cosa sucia como solo Luisi sabe pronunciar. Es el primer gol del Alavés. El Alavés que a todos nos parecía un rival asequible cuando salió el sorteo, pero que a medida que transcurre la primera parte nos parece mejor equipo que el nuestro o al menos mejor equipo que ese que está jugando con Mosquera y sin Gil, Babel y Andone, ese que cuando presiona parece que va a algún sitio pero que cuando toca en corto da miedo y cuando juega en largo da grima. Bruno y Marlos, que vuelven a escena porque no quedan más cojones, firman un primer tiempo de pena. Çolak no encuentra colegas sino patos mareados. En el interior de Riazor, Richard sigue buscando futbolistas arrastraos y se da cuenta de la belleza que entraña su trabajo. Dejagah, Gusev, Boerrigter, Farfán, Nzogbia, Javito! Hace falta alguien loquísimo, cuanto antes. Se le ocurre Diego Capel, y ante la duda de si este muerto estuvo vivo alguna vez, llama a Ernesto Bello pero al otro lado de la línea no es la voz del secretario técnico la que sale sino una como de mono buceando. “Te-eengo que haa-se-eer un mandaa-aooo…” dice la voz, y Richard se lo toma como una señal, como cuando llamó para preguntar por Babel y lo primero que oyó fue una cumbia. Llama a Bélgica mientras, en el césped, Mosquera comete penal. Es el 0-2 y justo después el descanso, periodo que aprovecha la parroquia para sacar pancartas pidiendo los fichajes de Lazar Markovic, de Krasic, de Miroslav Stoch, de Arshavin (mejor jugador de la liga kazaja). De no llegar un muerto con carisma, el mes de enero se presenta cadavérico. Sin Fajr, sin Gil, sin el Babel que nos dio megaflow. Con Marlos, con Bruno, con Borja Valle. De Borjita algunas voces dicen que es apto, que es algo rápido, que por lo menos tiene cuerpo de futbolista y no de cantante de reguetón. La segunda parte no trae consigo ningún cambio en el guión hasta que saltan al campo Guilherme y Raúl, nuestro Raúl. Bruno Alexandre Vilela Gama, que no se había ido del famoso Theo en todo el partido, encuentra en el recién incorporado Raúl un aliado, lo supera y bate a Ortolá. Guilherme, como viene siendo habitual, se saca la chorra y dice aquí estoy yo. El partido es otra cosa, el Alavés se achica y el Dépor parece otro dentro de lo posible, sin detalles arriba pero con rabia. Pinchi, al que Gaizka da media hora para que se faje con los buenos, cabecea un balón dentro del área que acaba en penalti clamoroso sobre Juanfran, colosal Juanfran, genio salido de la nada que no deja de sorprendernos día tras día. Pero el árbitro no pita, por lo que el Deportivo sigue colgando cosas en el área vasca, ninguna demasiado comestible hasta que Bruno, ya en el descuento, bota una falta lateral que peina Arribas y remata a gol el delantero Joseluís, un Joselu que llevaba 90 minutos sin estar pero que aparece para meter al equipo en la eliminatoria y, al igual que Bruno, pillar aire con un gol-cocodrilo. “Qué cosas”, se dice Richard echando un ojo a los 20000 parroquianos que admiran el busto del atacante y otro a la mitad inferior de esa lista de muertos, muertos vivos futuros en la Ciudad de Cristal, que nos hace felices como niños. Muertos, no muertos, muertos perdidos y revividos en Coruña y en la Copa. Hay equipo.

j0selu

Anuncios

Llagostera – Dépor, 1/16 Ida CdR

Treintaidosavos de final de Copa 2015-2016. Miércoles 2 de diciembre de 2015.

U.E. Llagostera 1 – 2 R.C. Deportivo (Juanjo, 21; Cartabia, 60; Oriol Riera, 73)

Cuando Víctor (Sánchez d)el Amo tomó el primer VHS de su videoteca, etiquetado como “Jornada 10: Llagostera 1 – S.D. Huesca 0”, lo percibió inusualmente frío. Lo agitó en una intuitiva pantomima de reanimación cardiopulmonar pero su halo de frialdad no varió. Lo abrió y al introducirlo en la rendija de su reproductor Panasonic se temió lo peor. En efecto, alguien había grabado por encima. Las imágenes reproducían cotidianidades del propio Víctor desde ángulos en los que jamás imaginó que pudiese haber cámaras. VSDA aparca el coche, VSDA busca las llaves de su portal, VSDA abre el portal. A punto de dar el primer sorbo a su café lo dejó caer, sospechándolo envenenado.

“Estos van más en serio de lo que pensábamos”. mensaje enviado al grupo de whatsapp del cuerpo técnico que hizo temblar hasta los contratos de permanencia con sus operadores de telefonía. En menos de una hora los había reunido a todos ellos y a los cuatro capitanes en su sótano. “Nos han borrado todas las cintas de partidos del Llagostera. Vamos a tener que preparar el partido a ciegas”. Alex B. se echó las manos en la cabeza y Juando miró a Laure que miró a Manuel Pablo que miró al suelo.

Bajo una lona en la que se había erigido, tiempo ha, una metrópolis de ácaros, descubrió Víctor una pizarra envejecida y mugrienta. Tomando una tiza intentó describir un rectángulo de juego con sus áreas y sus proporciones. “Caballeros, esto es la guerra”.

Los días posteriores los dedicaron a inventarse los atributos de los jugadores del Llagostera para tener una base sobre la que trabajar. Pitu es valiente y pasional, Escassi es veloz y racionalista, Juanto va bien por alto pero arriesga mucho en el pase, Juanjo tiene cositas de Kaká Becerra y una hija de 4 años, Juando es de los nuestros. Los jugadores entrenaron como si nada, especialmente Lucas, que ni se imaginó quedar fuera de la convocatoria. Víctor diseñó un plan a la medida perfecta del rival que se acababa de inventar.

Se presentaron entonces el miércoles en el pueblo que no era. Y ya de perdidos al río les fueron a preguntar a los chicos del Palamós CF si les apetecía pachanguita de relax. Pero conforme iban sacando sus bolsas del maletero vieron llegar un bus. “Nos tienen geolocalizados”, murmuró el entrenador a uno de sus pupilos. El equipo del Llagostera se presentó exactamente en el mismo pueblo que el Deportivo, imposibilitando cualquier posibilidad de huida. Bajaron uno a uno todos los jugadores, todos a los que Víctor había otorgado personalidades, historias, biografías no autorizadas y que ahora no eran más que soldados del ejército enemigo. Se dispusieron todos ellos a escasos metros de la plantilla deportivista para ejecutar una danza maorí que los más jóvenes jugadores jamás podrán olvidar, y los coruñeses se encerraron en su hotel para meditar, para redactar testamentos y para llamar a sus familias.

Lo que pasó después ya fue historia. El esquema de Víctor contra el equipo inventado funcionó a la perfección con un Bruno Gama desatado en banda izquierda. “Todos los balones a Bruno”, dijo Víctor en el minuto 6 debajo de una mantita en el banquillo. Cuando todo parecía ir viento en popa el Llagostera introduce la variable Lopo en una ecuación que Víctor no fue capaz de prevenir por la falta de información y, por una vez, sólo por una vez dejó que fuese el fútbol quien decidiese el resultado y se abstuvo de intervenir. Y el fútbol tomó una decisión, el fútbol quiso que el Cid Campeador, caído en 1099, se subiese a lomos de un caballo que tampoco había vivido mucho más pero que aterrorizó a la defensa numantino-catalana. Después de fallar no menos de 4 ocasiones claras en la primera parte, nuestro Campeador toma un balón en una esquina del área y mete, sí, el gol del Djalminha al Celta. No otro gol, no, ese mismo. Y tan pancho. Se volvió VSDA a Coruña con su ventaja y pensando si Don Fútbol habría de intervenir otra vez en su favor en el partido de vuelta, porque la guerra aún no ha terminado.

brunogama

25 años, 25 frases, 25 fotos

Camina o revienta.

scale (2)

Vamos a ver, Gonzalo.

scale (1)

¿Tú quieres el juguete? Toma el juguete, utilízalo bien, y que lo disfrutemos todos.

tumblr_mz58gol4Te1rey7iho1_500

Atorrante, esta fue la Operación Avecilla. Empezamos volando bajo y terminamos como el águila, arriba del todo.

scale (14)

Convencí a Bebeto diciéndole que Coruña era Río y Riazor, Copacabana, y que hacía más sol que en Dortmund.

scale (8)

Si te lo digo a ti, sabes tanto como yo.

scale (4)

El que tenía que tirar el penalti era López Rekarte. Él seguro que lo marcaba o le daba a una señora que estaba en la playa.

scale (10)

Le dije al representante de Flavio: “si no viene al Deportivo, no vuelves a pisar A Coruña”. El Madrid ya lo quería entonces, después se lo vendí por 4.000 millones de pesetas.

scale (13)

Empezamos cenando y terminamos a las 11:30 horas de la mañana del día siguiente.

scale (6)

Sin riesgo, es imposible despegar.

scale (3)

¡Barça! ¡Madrid!, ¡ya estamos aquí!

tumblr_mzcoibUl3c1rey7iho1_r1_500

Decía el hermano Benjamín: preguntas capciosas no.

tumblr_mzrygievV01rey7iho1_400

A Miguel Ángel Gil: Valía más una mentira de tu padre, que dos verdades tuyas.

scale (17)

Discutimos por carta, parecemos dos enamorados.

scale (9)

Las bazas perdidas las regalo, las que tengo ganadas no las suelto y las que están así, así, las peleo.

tumblr_mps3nj0GUr1rey7iho1_500

Por cierto, el representante de Makaay siempre venía con unas abogadas impresionantes.

tumblr_mps50qrsxf1rey7iho1_500

Los tranvías de Durango, ango. Los tranvías de Durango, ango. Los tranvías de Durango, ango. En Durango no hay tranvías. Y se cantaba el carrasclás a continuación. Bueno, pues aquí pasa tres cuartos de lo mismo. Es que no existen los pagarés de Sergio.

scale (18)

El Deportivo ha hecho más por promocionar Coruña que la Torre de Hércules.

1387894089_extras_albumes_0

Un tío mío, cuando yo era un mocoso, me puso el apodo de trinquete porque decía que lo que cogía ya no lo soltaba.

BV0eAGHIgAAcSNq

Este es uno de los partidos que hacen pensar a muchos pequeños como nosotros que pueden llegar a ganar incluso una Copa del Rey al Madrid en el Bernabéu.

1387894404_extras_albumes_0

Levabamos 21 anos en Primeira e agora levamos xusto o dobre, 42.

scale (16)

Yo siempre dije que Valerón era mejor que Zidane, y la gente me tomaba en broma. Como persona, además, un 20 sobre 10.

valeron-lendoiro

Estoy mejor que nunca, como una pelota, rebotando sobre las bandas.

scale (7)

¿Qué iba a hacer La Voz de Galicia si no tienen mi bulto a mano?

tumblr_mw2nsr5LYm1rey7iho1_500

Nada más sobre este particular.

1390486418_extras_noticia_foton_7_1