Lugo-Dépor, J37

Jornada 37 de la Liga Adelante 2013-2014. Sábado 3 de mayo.

C.D. Lugo 2 – 2 R.C. Deportivo  ( Ifrán, 9; Insua, 41; Rennella, 71, 78)

Empieza en Ronda de Outeiro, como cuando fui a Gijón. Por primera vez, dos mataderos van a juntos a un partido. Peña La Cuesta, homenaje al exiliado. Recorremos kilómetros y superamos cervezas desde primera hora de la mañana. Que si yo me parezco a Salo, que si el otro es Borja Bastón.

La llegada al pueblo no parece ni reconquista porque no hay a nadie al que conquistar. “Es como venir a ver a los primos”, dice Bastón. Sol, calles desiertas y las pulpeiras escondidas. Vueltas y vueltas hasta la Nova Rúa blanquiazul. Tras separarnos de la familia, un matadero retirado espera con gintonics y vermús. Apuestas pendientes de Copa Sudamericana, fotos de mujeres bellas con la blanquiazul puesta, temas complicados. La mañana se junta con la tarde sin ingerir alimento sólido y, ya camino del Anxo Carro medaigualcomosellameenlaweb, paramos seguramente en el bar menos carismático de la provincia a comer el peor bocata del país. Gol de Lafita en el Camp Nou, estómago lleno y, tras preguntar a tres aficionados puros que van al fútbol con camisa pero rojiblanca, nos plantamos en el estadio.

En un desplazamiento hay que entrar antes de que tu portero salga a calentar y así lo hicimos. Dani, que aunque juegue con ellos sigue siendo nuestro, se puso a tono junto a la incipiente alopecia de José Juan (hace años era Xosé Xoán y molaba más) y nuestra atenta mirada. Cuarta o quinta fila, justo detrás de la portería y delante de Bicho, que no gritaba ni saltaba pero cantaba para sí mismo como el Turu las de Vélez.

IMG-20140503-WA0040[1]

Desde media hora antes, la gente canta con la misma intensidad con la que gesticula Bergantiños, que está de vuelta. Se queda fuera Juan Carlos El Fácil de Sentar. Rabello, en una de sus pocas muestras de brillantez entre tropiezos y buenas voluntades, se va de dos y asiste al yorugua, que aún no ha acertado un pase pero tampoco fallado una ocasión. JuanDominador de derbis baila con la pelota y se la pasa con Luisi y Sissoko mientras Pita piensa que igual debió haber apretado más en verano para volver a casa. Todo avanza con tranquilidad en el campo y locura en la grada. Insua cabecea el segundo y se llega al descanso para beber algo y coger aire.

Falta media hora cuando la gente está pensando en ascender contra el Eibar y Setién decide sacar a Pablo Álvarez. Pablito, con el regate de siempre y los centros de nunca se la empieza a liar a Seoane (aún no Seoán). Rennella, más elegante que los nuestros pero no mucho mejor, cabecea para descontar. Va, Marchena. Sal y pon orden ahí que nos la empiezan a liar. “Noooooo, siempre lo mismo”, dice el piperío. Más de Pablito hasta que Lux pasa de la parada tóporista a la cantada tóporista.

2-2. Silencio. Como cuando fui a Gijón.

Anuncios

CD Tenerife – Dépor, J11

2013102700112830953

Jornada 11 de la Liga Adelante 2013-2014. Sábado 26 de octubre.

C.D. Tenerife 2 – R.C. Deportivo 0 (Carlos Ruiz, 57; Aridane, 92).

“Voy cruzando el río / sabes que te quiero / no hay mucho dinero / lo he pasado mal.”

Y, tan pancho, avanzaba el Deportivo por el puto lodazal de Segunda, lentorro pero contento, ya que algo había con un muro y una solidez y unos rubios que se van pronto a la cama. Avanzaba y sumaba bastantes puntos, así que a nadie parecía preocuparle en exceso la falta de lucidez en ataque, la cagalera general de los “magos” o cualquier papilla mental que se pudiera llegar a intuir. Todo el mundo confiaba en la consigna: non encaixar e, a partir daí, ir mellorando, paseniño. Luego venía lo largo que es esto, la adaptación, palabrería sin más porque se entiende y venga, a caminar. La semana pasada, contra un Zaragoza que hacía un poco de piedra de toque, el Deportivo fue superior y una chispa prendió suavemente en la banda izquierda. Luisinho y Culio se toquetearon por debajo de la mesa y se salvó un punto pero el equipo perdió a los dos para viajar a Tenerife. La parroquia, un poco inconsciente, se emocionó porque así iban a poder ver a la promesa Bicho, the new shape of punk to come, qué si no. Manuel Pablo volvía a banda izquierda, con muchas ganas, con su gran pía a los chicharreros, y así empezaba la cosa en el Heliodoro.

Desarrollo previsible: defensivamente bien, sin muchos apuros, dominio ligerito del local por inanición y, eso sí, arriba un páramo de cojones, insufrible, fin de la primera parte. La cosa iba claramente para empate a nada, y nos habríamos quedado tan tranquilos con un punto más y a mejorar en casa y esas cosas si no fuese por un córner desagradable y ahí sí que muerte y Vázquez mal con los cambios. El peor partido de la temporada, claramente, pero no por ello revelador. Las carencias, los detalles, las pulsiones, todo sigue igual. Es de suponer que aquellos que defendían al entrenador hace un mes lo seguirán defendiendo, que los críticos seguirán insistiendo y que aquellos que guardan silencio mantendrán la calma una vez más. Toca seguir aprendiendo, siempre por encima del resultado, y esperar a que algunos jugadores saquen los dientes. Paciencia, un cigarro, que el balón corra en Abegondo y Fernando trabaje sin presiones. Resulta hasta estúpido referirse a tales conceptos en esto del fútbol, pero hay que insistir. Aun recibiendo goles como el de ayer, aun con Cachicote fumado o con Domínguez en triciclo, parece difícil pensar que el Deportivo vaya a dejar de estar en buena posición para acceder al play-off. Y ahí, por el momento, es donde hay que estar.

Real Jaén – Dépor, R3 CdR

3ª Ronda de Copa del Rey 2013-2014. Miércoles 16 de octubre.

Real Jaén 2-0 R.C. Deportivo (Servando, 72; Juanma, 78).

Brrrrrr, pareció escucharse entre la mayoría deportivista al ver la línea de 5+Marchena. Terminó el partido y el pueblo aún no había parado de resoplar.

Fue horrible.

Saltaron los pupilos de Vázquez a un campo en el que los jóvenes coruñeses no habíamos visto nunca jugar a nuestro equipo. Capitán casi siempre de alma y hoy también de brazalete, salía el Páter con varios de los niños de la mano. Uxío, que volvía tras dejarse la nariz en Córdoba, se colocó por detrás de él. Teles a su lado. En una banda Bicho, que se dio cuenta de que por ahora sus picaduras solo son venenosas en Tercera. Para completar el ataque, Juan Carlos y Luis, a los que ya damos por hombres y todavía miran debajo de la cama al acostarse a dormir en Segunda División.

Los laterales la perdían y se perdían ya fuese intentando defender o amagando con atacar. Por delante de Teles, el que intentó poner algo de criterio de vez en cuando, JuanCar y Bichito no hicieron más que tropezarse y perderla, como si las botas les quedasen pequeñas o nunca hubiesen visto un césped seco del Sur.

La línea de 5 funcionó a veces pero solo porque eran muchos y el Jaén si no se empotraba contra uno lo hacía contra el otro. Jona, que parece jugar mejor cuando mira con su culo gordo a la portería, acumuló más uys hoy que goles en su etapa como fabrilista.

Fabricio, el único que se acercó al notable, salvó goles hasta con la cara pero no pudo con Servando. Servando Sánchez Barahona, ex de Roquetas, San Roque o Díter Zafra. Entró a un córner corriendo desde la Segundabé con tanta fuerza que nos hizo gol y KO en el mismo instante. El de Juanma, otra vez tras una jugada a balón parado, sirvió para dejarnos claro que los adolescentes no hacen el amor todos los días.

Salió Núñez al final, que debutó corriendo en línea recta pero bien. Como queriendo decir que igual lo que hace Arizmendi, él lo puede hacer un poquito mejor.

Si ha de ser, será en Liga.

BWuKSmTIMAA4Gfk