E seguimos chorando pola nai

_MG_4376

_MG_4383 _MG_4747 _MG_4855 _MG_5199 _MG_5289 _MG_5392 _MG_5364

Fotografías de Álvaro Arribi, deportivista alucinante (http://alvaro-arribi.squarespace.com/)

Dépor – Ponferradina, J36

Jornada 36 de la Liga Adelante 2013-2014. Sábado 26 de abril.

R.C. Deportivo 0 – 3 S.D. Ponferradina (Laure (epp), 10; Yuri, 51; Berrocal, 79)

Hubo un momento, durante la segunda parte, en el que una gaviota (hembra) planeaba por Riazor perseguida por otras dos (macho). Un ritual de apareamiento curioso, pues ellos no mostraban demasiado interés y ella volaba curiosa y frágil, dejándose querer, hasta que huía cuando alguno se acercaba. Gaviotas. Riazor. Ascenso. Candidatos.

Cuentan que se vio tan hecho el ascenso tras el partido de Mallorca que los jugadores quisieron usar este partido como medida de presión para negociar las primas con el club. A mí me gusta más pensar que se vio tan hecho que, calendario delante, se propuso en el vestuario ascender sin volver a ganar un partido. Ayudando a los equipos simpáticos a lograr sus objetivos. Lo cierto es que Riazor vio el enfrentamiento de un equipo de fúbol contra un futbolín gigante. Conos que miraban atentos a las paredes y combinaciones enrevesadas que la Ponferradina trazaba en ataque.

Nunca un resultado fue tan injusto. Las pocas opciones que el Dépor tuvo de agarrarse al partido fueron turbias y agitadas, mientras que la Ponferradina atacaba limpio, directo, tenso, bonito. El dominio, absoluto, encarnado en la figura de Yuri, que superó a Insua, a Lopo, a Naybet y a Martín Lasarte en 90 minutos de Armagedón personal inigualables. Luchando contra todos, diegocosteando rivales y jugando como los ángeles. La gente miraba atónita, incrédula, dispuesta a sacar la protesta por la boca con un ojo en la clasificación general y el otro bizqueando hacia el futuro, como amenazando a Eusebio por lo que pudiera pasar.

Nunca un resultado fue tan justo, Claudio de vuelta en casa. Aplaudido tras su expulsión. Postulándose a la sucesión con una exhibición memorable del equipo que dirige en el estadio que le idolatra.

tumblr_lzg7mbnbSX1r4evtqo1_500

Mallorca-Dépor, J35

Os voy a contar una cosa, a ver si me aprendéis algo.

El método de las 5S es una técnica de gestión iniciada por Toyota en los años 60 basada en cinco principios relacionados con el orden y la disciplina en el lugar de trabajo.

SEIRI.

SEITON.

SEISO.

SEIKETSU.

SHITSUKE.

Clasificación, orden, limpieza, estandarización y disciplina. Un lugar para cada objeto, un objeto para cada labor.

Algún día contarán la historia de los días de Fernando Vázquez en el Dépor. Dirán que al principio fue el caos, porque era necesario que lo fuera para revivir al cadáver que recogió en un arcén de la AP-9, pero, en cuanto bajó el puñito cinco minutos, se volvió todo orden. Un sitio para cada jugador, un jugador para cada sitio. Principio básico de la gestión de grupos. Un japonés de Castrofeito.

Alguien se ocupará algún día de narrar, qué digo narrar, de glosar esta temporada. De elogiar sin descanso cómo, jornada tras jornada, ha ido dejando atrás problemas, superando dificultades y adaptando su once titular a las circunstancias de cada partido para competir en todos y cada uno de ellos. Fútbol aguerrido cuando la cosa no arrancaba, tres centrales cuando se trataba de no descabalgarse de la lucha por el liderato y fútbol veloz, flexible y casi bonito cuando la confianza desbordaba y el rival lo permitía. Es necesario hablar en pasado no porque se dé por hecho lo que ciertamente parece hecho, ni mucho menos, sino porque lo conseguido ya está conseguido. Esto era lo máximo que se le podía exigir a este grupo: pelear el ascenso directo. Hecho. Vamos a conseguirlo. A lo mejor con orden o a lo mejor con agresividad y despliegue ofensivo. Quién sabe.

También sirve conseguirlo con un penalti dudoso, que nadie se engañe, fuera de casa y en un campo siempre complicado, no por lo demostrado esta temporada por el Mallorca, sino por razones históricas. Son Moix suena a tormentas y naufragios en el páramo abierto de gradas tendidas en ángulo obtuso. Gradas que miran al cielo y no al campo. Metafórico.

Con un penalti dudoso, sí, pero sobre todo con contundencia en esa zona que el rugby ha dado en llamar de 22. 22 metros de línea de ensayo a línea de 22. La contundencia. En 22 ajena y, ojo, sobre todo en 22 propia. Virtudes conocidas o lagunares, pero virtudes al fin y al cabo.

Repito, poco más se le puede pedir a este grupo de jugadores que seriedad, competitividad y respeto al aficionado. Y más que mirar al banquillo cuando un cambio sale mal, habría que mirar este tipo de partidos. Partidos en los que se sufren unas cuantas ocasiones que defensa o portero solventan con elegancia (esa mano de Lux). Partidos en los que Juan Carlos revolotea, Rabello conduce, Laure aporta profundidad e Ifrán fija y acierta. Todos atados de algún modo al dominio tiránico del balón de Juan Domínguez. Partidos en los que Sissoko pica un balón indeleble con el exterior de su pie izquierdo directo a nuestra memoria.

No sé cómo se dice en japonés, pero lo describía muy bien Borxa hace un tiempo: labor IMPRESIONANTE de un técnico.

scale

Dépor – Recreativo de Huelva, J34

Jornada 34 de la Liga Adelante 2013-2014. Domingo 13 de abril.

R.C. Deportivo 2 – 0 R.C. Recreativo de Huelva (Juan Carlos, 6; Ifrán, 69)

Por razones que no vienen al caso, os tengo que confesar que no voy siempre a Riazor, aunque desde hace algunos años sí voy siempre que me es posible. Antes, hastiado del ambiente vicioso de la inferior de Pabellón, decidí que prefería ver los partidos por televisión. Error. En la televisión no salen tipos como Txiki.

Txiki, siempre con gafas de sol, es un tipo con pinta de cuñado graciosete de los que te joden las cenas en Navidad. Se sienta en Pabellón Superior, apenas unas filas por delante de donde me suelo sentar yo. Txiki baila la música de los descansos. Toda. Hasta el Escándalo de los anuncios de la Estrella. Le gusta especialmente el Stamp on the ground the los Italobrothers. No sorprende. Le gusta y ejecuta sus dos pasos de baile preferidos: el nadando de espaldas y el controlador áereo. Pero Txiki, camiseta amarilla de Insua o la blanquiazul con su propio nombre, sobre todo anima. Anima tanto que a veces se lleva un megáfono para intentar alentar a las masas que le rodean, usualmente impertérritas, desde su asiento situado en la primera fila del segundo anfiteatro.

El Deportivo-Recreativo resultó ser una de las mejores actuaciones de los locales en su estadio. Las bajas configuraron un once ofensivo y el Recre colaboró dejándose hacer, perdiendo uno y otro y otro balón cerca de su área. La presión era intensa y era buena, confundiendo a propios y extraños, que no veían este tipo de disposición sin balón desde que otro tipo con gafas se sentaba en los Recaro. Tan fino estuvo el equipo en el robo que cuentan desde el vestuario que en el recuento de bienes se encontraron tres estampitas de San Sebastián, patrón de Huelva, el número de teléfono y las señas de Francisco Guillén y una foto de Cruijff, al parecer sustraída de la cartera del mismísimo Sergi Barjuán.

2014-04-13 13.53.09

Como todos disfrutamos, Txiki se dedicó a otras cosas. Como todos animábamos como en los mejores días, se dedicó a gozar, sin olvidar su labor de líder ungido a partir de su megáfono. En cierto momento de la segunda parte, dos tipos en el control del Canal+ se miraron extrañados, pues un aplauso que no obedecía a ninguna razón lógica se coló por el micrófono ambiente desde cierta zona de la grada. Efectivamente, Txiki había cogido el megáfono y, señalando a un tipo con una gorra roja de esas que incluyen publicidad de un taller mecánico, había pedido un aplauso para el que siempre será nuestro vicepresidente Patxi Dopico. Los que estábamos allí cedimos, cómo no, por convicción o por la sorpresa que supuso reconocer su barba blanca cuando se dio la vuelta agradecido. Fue entonces cuando vimos al verdadero Txiki, probablemente un tipo al que ni me acercaría fuera de un campo de fútbol, que ya se había orientado de vuelta al partido. Fue entonces cuando se volvió de nuevo, veloz, y señalándose cada sien con un dedo índice de cada mano, le espetó un contundente NO OLVIDAMOS al bueno de Patxi. Sin megáfono ni intermediarios. Txiki a Patxi: NO OLVIDAMOS.

Y por eso gozamos tanto contra el Recreativo, lo sabía Paxti y lo sabe Txiki. Gozamos de un liderato asentado sobre un juego que bordea lo desquiciante en muchas ocasiones y de unos resultados buenos únicamente porque son mejores que los de los demás, porque no olvidamos. Y tampoco tenemos pensado empezar ahora.

 

Acrobacias

Aprovechando la visita de Jose Luis Oltra a Riazor, queremos recordar con estas fotografías al entrenador del último ascenso y a todos aquellos que ya no están con nosotros. Gracias por hacernos felices. Forza Dépor!

(Todo el material cedido por nuestro extraordinario colaborador alvaroarribi.com)

_MG_4405 _MG_4426 _MG_4430 _MG_4444 _MG_4583 _MG_4631 _MG_4751 _MG_4661 _MG_4670 _MG_4674 _MG_4677 _MG_4719 _MG_4752 _MG_4802 _MG_4863 _MG_4926 _MG_4961 _MG_4971 _MG_4987 _MG_5005 _MG_5019 _MG_5057 _MG_5083 _MG_5119 _MG_5132 _MG_5153