Rayo – Dépor, J21

Jornada 21 de la Liga BBVA 2014-2015. Viernes 30 de enero.

Rayo Vallecano 1 – 2 R.C. Deportivo (Borges, 10; Bueno, 22; Borges (p), 71)

Medias caídas, botas sin colorines, peinado de poli panameño y una polla de Mustang bailando la conga. Celso Borges se dejaba querer desde el calentamiento, en silencio, lanzándole la pelotita a Cavaleiro, quien poco menos de media hora después ejecutaba una falta escorada que, rechazada por Toño y cazada por el reciente fichaje blanquiazul de una manera un tanto loca, acababa en la red. El gol, aunque poco revelador, servía para poner al sol la mente de un Deportivo que llegaba al choque con bastantes dudas, aunque poco duró el calambrazo astral. Empujó el Rayo y, con esa vehemencia de proscrito que lleva, consiguió el empate tras una acción en la que Lopo escribió depseje medio borracho y con pintalabios. Aún así, la cosa no empeoró para los chavales de Víctor Mentirita. Es más, se podría decir que todo lo contrario, pues a partir del gol de Bueno fueron los coruñeses quienes dominaron y tuvieron las mejores oportunidades antes del descanso. La mejor, una doble o triple de José Rodríguez primero y Borges después, quien a punto estuvo de firmar un tanto sublime tras disparo con rosca desde la frontal. Mejor el Dépor en acercamientos y, como bloque, muy equilibrado si exceptuamos un par de errores que nos recordaron fríamente la materia blanda de la que está compuesta el equipo. Con esta sensación de estabilidad prosiguió el partido tras la reanudación, momento en el que Cavaleiro quiso adornar la tarta con un latigazo esquizofrénico que se estampó contra el larguero. El portugués no la pega consciente, pero sí brutal, alarmante, que siga probando. Por su parte, Luquitas Pérez, que jugó el partido flotando en una nube de huevito paqui, fue sustituido por un Cuenca bastante claro en sus acciones. Tembloroso, el Dépor transitó por la segunda parte abierto a un sinfín de posibilidades: tres en contra, uno a favor, fundido a empate. Pudo ser cualquier cosa, pero Abdoulaye Ba cometió un penalti que, tras ser transformado por Borges, arregló el panorama para los visitantes en los últimos compases. Seriedad, confianza y ocasiones para una sentencia que no llegó pero casi. Tres puntos balsámicos. Abrazos. Cero tinieblas. Confiemos en la gente.

IMG-20150130-WA0003

Pura Vida tica y magnética en los brazos de Alberto Lopo

PD: Fabricio Agosto estuvo enorme, otra vez.

Anuncios

Atropella a alguien.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s