Dépor – Recreativo de Huelva, J34

Jornada 34 de la Liga Adelante 2013-2014. Domingo 13 de abril.

R.C. Deportivo 2 – 0 R.C. Recreativo de Huelva (Juan Carlos, 6; Ifrán, 69)

Por razones que no vienen al caso, os tengo que confesar que no voy siempre a Riazor, aunque desde hace algunos años sí voy siempre que me es posible. Antes, hastiado del ambiente vicioso de la inferior de Pabellón, decidí que prefería ver los partidos por televisión. Error. En la televisión no salen tipos como Txiki.

Txiki, siempre con gafas de sol, es un tipo con pinta de cuñado graciosete de los que te joden las cenas en Navidad. Se sienta en Pabellón Superior, apenas unas filas por delante de donde me suelo sentar yo. Txiki baila la música de los descansos. Toda. Hasta el Escándalo de los anuncios de la Estrella. Le gusta especialmente el Stamp on the ground the los Italobrothers. No sorprende. Le gusta y ejecuta sus dos pasos de baile preferidos: el nadando de espaldas y el controlador áereo. Pero Txiki, camiseta amarilla de Insua o la blanquiazul con su propio nombre, sobre todo anima. Anima tanto que a veces se lleva un megáfono para intentar alentar a las masas que le rodean, usualmente impertérritas, desde su asiento situado en la primera fila del segundo anfiteatro.

El Deportivo-Recreativo resultó ser una de las mejores actuaciones de los locales en su estadio. Las bajas configuraron un once ofensivo y el Recre colaboró dejándose hacer, perdiendo uno y otro y otro balón cerca de su área. La presión era intensa y era buena, confundiendo a propios y extraños, que no veían este tipo de disposición sin balón desde que otro tipo con gafas se sentaba en los Recaro. Tan fino estuvo el equipo en el robo que cuentan desde el vestuario que en el recuento de bienes se encontraron tres estampitas de San Sebastián, patrón de Huelva, el número de teléfono y las señas de Francisco Guillén y una foto de Cruijff, al parecer sustraída de la cartera del mismísimo Sergi Barjuán.

2014-04-13 13.53.09

Como todos disfrutamos, Txiki se dedicó a otras cosas. Como todos animábamos como en los mejores días, se dedicó a gozar, sin olvidar su labor de líder ungido a partir de su megáfono. En cierto momento de la segunda parte, dos tipos en el control del Canal+ se miraron extrañados, pues un aplauso que no obedecía a ninguna razón lógica se coló por el micrófono ambiente desde cierta zona de la grada. Efectivamente, Txiki había cogido el megáfono y, señalando a un tipo con una gorra roja de esas que incluyen publicidad de un taller mecánico, había pedido un aplauso para el que siempre será nuestro vicepresidente Patxi Dopico. Los que estábamos allí cedimos, cómo no, por convicción o por la sorpresa que supuso reconocer su barba blanca cuando se dio la vuelta agradecido. Fue entonces cuando vimos al verdadero Txiki, probablemente un tipo al que ni me acercaría fuera de un campo de fútbol, que ya se había orientado de vuelta al partido. Fue entonces cuando se volvió de nuevo, veloz, y señalándose cada sien con un dedo índice de cada mano, le espetó un contundente NO OLVIDAMOS al bueno de Patxi. Sin megáfono ni intermediarios. Txiki a Patxi: NO OLVIDAMOS.

Y por eso gozamos tanto contra el Recreativo, lo sabía Paxti y lo sabe Txiki. Gozamos de un liderato asentado sobre un juego que bordea lo desquiciante en muchas ocasiones y de unos resultados buenos únicamente porque son mejores que los de los demás, porque no olvidamos. Y tampoco tenemos pensado empezar ahora.

 

Anuncios

Atropella a alguien.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s