Vení, vení…

…cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar, que de la mano del Emmanuel, ¡toda la vuelta vamos a dar! Vení, vení…

12 minutos y ya Riazor preparando la liturgia que se viene, temblando frío al evocar a Djalma por un instante, sudando cuando te disfrazaste de Scaloni en la primera que armaste. Los cuellos de tu capa, Draculio de los Cárpatos y la Mercedes. Droga dura, todos puestos en tres golpeos y varios desafíos. Gilvicentianos persiguiéndote con antorchas y tú enfrentando, escupiendo en el suelo, sacando el revólver, pistolero. Butch Cassidy and the Sundance Kid, Nueva York-Buenos Aires-La Coruña. Argentino canchero, te extrañábamos. Incluso si solo eres cancherito, incluso si solo te revuelves y giras el rostro con sangre en la mirada. Incluso si solo es para llegar a nosotros; necesitamos tanto cariño, joder.

Extrañábamos una zurdita como la tuya, porteño exiliado, tenaz buscavidas; soldado de fortuna, siempre en tu camino hacia el oeste, llegaste a la esquina para ponerte en pausa y sacarnos el blanquiazul por la garganta.  El cigarro del gol en cada córner, avalanchas sin verja, salto de altura y todos locos; garimba caliente, abrazos extraños y gritos silenciados bajo el fulgor de la barra. Necesitamos tanto cariño, joder, que tan solo unas palabras bastaran para sanarnos. “Voy a morir por esta camiseta”. Aunque lo pienses, aunque no, porque lo harás. Porque ya nos lo mostraste en el teaser, Juan Emmanuel de Todos los Santos.

Tú, que te cansaste de vagar por la Turquía mediterránea con una mochila a cuestas, llenándote de tierra y pastelitos de pistacho, dándole patadas a las piedras, harto de cordero y vasijas de yogur. Ven a nosotros redimido, revivido, Culio. Ven a la curva de Marathon, canta con nosotros, levanta los brazos, ponla teleridigida, que baje con Diazepan. Siniestra mentirosa, caderas de swing, gravedad en los pies. Cambia el Besiktas por el Mallorca oltriano-suicida, cambia el Bósforo por Riazor, ven al Mar de Plata de invierno. Tirá un túnel, escondela, burrealo. Pisalo mamón.

Con tu gesto desafiante, tu cara de Apache, esa garra en las piernas, el potrero en el corazón. Sácate las botas, juega descalzo en el Orzán, deja que el Atlántico te muerda la piel. Ternera gallega y Lux en la parrilla, los dos comiéndoos un vestuario que necesita de vuestros colmillos. “Somos el Dépor, no vale con ser terceros o cuartos”. A muerte con tu mierda, al cielo con tu zurda.

Caracolea y dribla, ponlas mejor que el cuate, córtale los rizos y agarra el banderín. Hasta el serbio de andares Frankenstein las mete para dentro, partimos con +10 con tus roscas de acordeón. Tobillos blindados, pie de bronce, carácter criollo, Lendoiro con ella fuera otra vez. Saca el codo, zancada larga, golpeo seco, un dedo al marcador. Ya se levantan las bufandas, ya el fuego comenzó.

Vení, vení, cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar, que de la mano de Emmanuel Culio, ¡toda la vuelta vamos a dar! Vení, vení…

Anuncios

Un pensamiento en “Vení, vení…

  1. Pingback: Dépor – Mallorca, J14 | mataderoBonnissel

Atropella a alguien.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s